El habla humana pudo haber evolucionado del llamado de los orangutanes

765432
Orangután. / Pixabay.

El estudio revela que las primera palabras que expresó el humano pudieron ser similares a las que expresan hoy los Pongo.

El habla humana pudo haber evolucionado del llamado de los orangutanes

El orangután o pongo es una animal que reside en las selvas de Indonesia y Malasia, pertenece al género primates haplorrinos y el nombre vulgar por el que es conocido deriva del malayo Orang Hutan que significa “hombre de la selva”. Algo muy cierto puesto que el animal es un pariente lejano del humano.

El descubrimiento fue hecho por científicos de la Universidad de Durham del Reino Unido y fue publicado en la revista ‘Nature Human Behaviour’. El equipo liderado por Adriano Reis e Lameira, estudió y grabó a más de 5.000 chasquidos utilizados por distintos orangutanes para comunicarse.

El inicio del habla humana

El estudio demuestra que los orangutanes combinan sonidos parecidos a los que tienen las consonantes de nuestro vocablo, para poder comunicarse entre sí, lo que demostraría como empezaron a comunicarse los humanos hace millones de años atrás.

La razón que emplean los científicos para pensar esto, es que hoy en día es cierto que tenemos un lenguaje muy complejo, pero este se centra especialmente en los sonidos que hacemos al hablar, por lo que en un principio tuvo que existir una forma menos compleja de comunicación que fue evolucionando con el pasar del tiempo.

Los científicos han estado estudiando los sonidos de los orangutanes para retroceder a lo que ellos piensan que serían las primeras consonantes y vocales que expresaron nuestros ancestros. Por otro lado, los sonidos hechos por los animales son producidos cuando aprietan fuertemente sus labios.

76543

Orangután bebé. / Pixabay

El estudio, además explica que se concentraron en los chirridos que hacían los animales, debido a que en ellos se concentraban muchas consonantes como la t, la p y la k, y cuya articulación depende de los movimientos de la lengua, la mandíbula y de los labios, dejando atrás la voz y concentrándose en la acústica.

Las consonantes son importantes en la construcción del habla humana, debido a que la mayoría de los lenguajes que utilizamos hoy en día en cualquier parte del mundo utiliza más consonantes que vocales, puesto que con ellas las vocales tienen más sentido y somos capaces de armar muchas palabras distintas.

Para poder grabar tantos chillidos los investigadores estudiaron a 48 pongos de 4 poblaciones salvajes distintas. El principal objetivo era grabar la mayor cantidad de sonido que hicieran entre sí los animales, luego procedieron a escucharlas y desmenuzar las horas de grabación, allí notaron que los orangutanes transferían la misma información fragmentada por medio de distintos sonidos.

Esto viene siendo comparado con la manera en que el humano ha creado distintas palabras para darle algún significado al mismo objeto, por ejemplo bus, autobús o camión. El empeño que ejerce el animal puede ser propiciado por sus ganas de que la información sea recibida, lo que lo habría llevado a crear distintos sonidos para poder comunicarse de manera reforzada.

El habla humana pudo haber evolucionado del llamado de los orangutanes
Comentarios