El que habla sin freno, habla de lo suyo y de lo ajeno y con la envidia más

Bruja envidiosa.
Bruja envidiosa.

Érase una vez un pueblo muy pequeño que existía en una aldea muy, muy lejana donde habitaba una bruja muy malvada. Hechizaba a todo el mundo...

El que habla sin freno, habla de lo suyo y de lo ajeno y con la envidia más

Érase una vez un pueblo muy pequeño que existía en una aldea muy, muy lejana donde habitaba una bruja muy malvada. Hechizaba a todo el mundo con o sin motivo, hasta a los niños.

Un día, estaba enfadada porque una chiquita muy guapa le había pisado el callo y decidió hacerla magia negra. El conjuro citaba así:

"Por las barbas de barrabás

de tus cosas y la de los demás hablarás

pues freno no tendrás

y de vergüenza morirás."

Y así fue. La pobre muchacha no podía mantener su linda boquita cerrada. Todo lo que oía, aunque fuera el mayor secreto que debía tener guardado o sus propios asuntos, salían como si fuese aire, pero un día, la hechicera halló muerte y con ello, su problema de pensar en voz alta sin parar pereció.

El que habla sin freno, habla de lo suyo y de lo ajeno y con la envidia más
Comentarios