Buscar

MUNDIARIO

¿Ha sido Antonio Vivaldi el compositor por excelencia de la primavera?

Las cuatro estaciones de Vivaldi, es posiblemente una de las obras musicales más conocidas mundialmente y precisamente su parte dedicada a la primavera, la que todo el mundo tiene en la cabeza. Enmarcada en una serie de conciertos compuestos para violín, era precisamente la pieza dedicada a la estación primaveral, la que abría con optimismo y alegría esta serie de conciertos.

¿Ha sido Antonio Vivaldi el compositor por excelencia de la primavera?
El violín y las flores evocan la primavera de Vivaldi
El violín y las flores evocan la primavera de Vivaldi

Cristina Goás

Colaboradora.

La primavera nos afecta de lleno a los seres humanos. Solemos ser más positivos y activos en primavera. Y aunque el cambio de estación puede acarrear a algunas personas algún tipo de trastorno pasajero, como la astenia primaveral, a nivel general nos afecta para bien. Las tardes se alargan y apetece más disfrutar de las calles, salir a pasear por los parajes naturales y respirar aire puro. Las horas de sol aumentan, las temperaturas suben y la naturaleza comienza de nuevo a renacer después del gélido invierno que la ha mantenido en un letargo oscuro y frío. Las plantas florecen, los insectos se multiplican y colaboran en el proceso del renacimiento natural.

Este renacimiento de la naturaleza, ha inspirado mitos y creencias en la historia de la humanidad. En algunas tradiciones celtas y neo-paganas, la primavera representa el amor que los dioses femenino y masculino se profesan y del cual germina la vida. En el antiguo Egipto, el sol, astro de mayor importancia para el desarrollo de su sistema de creencias, nacía en el Solsticio de Invierno, para crecer en la época primaveral, ofreciendo a los egipcios su mayor tesoro, el trigo.

La primavera también ha inspirado a los artistas, que plasman en sus obras la alegría, la luz y la belleza de este renacer. Pintura, escultura, música… todas las artes le deben algo a la primavera.

El pintor Botticelli, realizó en 1481 La alegoría de la primavera. Una obra en la que representaba a Venus, diosa del amor, la belleza y la fertilidad. La primavera también inspiró a otros pintores como Monet, Klee o Sisley.

En el arte de la escultura, observamos como obra primaveral fundamental "La eterna primavera" de Rodin.

La música, evidentemente no ha escapado a la influencia de la primavera.

Pero la primavera no sólo ha inspirado a compositores clásicos. El jazz, el blues o la música pop más actual, también es heredera de la influencia primaveral en multitud de canciones. La gran Nina Simone le canta a la primavera en Another spring. Laura Pausini y James Blunt en Primavera anticipada. Donna Summer y su Spring affair. Incluso los españoles Estopa e Ismael Serrano, le deben algún éxito a la estación de la luz y la alegría. @mundiario