Según Guterres, la central nuclear de Zaporiyia no puede utilizarse para ninguna operación militar

Conferencia de prensa del Secretario General de la ONU, António Guterres (derecha), los presidentes Volodymyr Zelenski (centro) y Recep Tayyip Erdogan de Turquía. / ONU
Conferencia de prensa del Secretario General de la ONU, António Guterres (derecha), los presidentes Volodymyr Zelenski (centro) y Recep Tayyip Erdogan de Turquía. / ONU

El líder de las Naciones Unidas se reunió con el presidente de Ucrania y el mandatario turco, quien pidió desmilitarizar la zona, alegando que “no queremos otro Chernóbil”.

Según Guterres, la central nuclear de Zaporiyia no puede utilizarse para ninguna operación militar

El titular de la ONU, António Guterres viajó a Ucrania para reunirse con el presidente de ese país, Volodímir Zelenski y con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan. El encuentro trilateral se llevó a cabo en Lviv, una ciudad del país próxima a la frontera con Polonia, en la que el líder ucraniano pidió al secretario general que las Naciones Unidas garantice la desmilitarización de la planta nuclear de Zaporiyia para evitar que allí se produzca una catástrofe.

Erdogan, por su parte, ha coincidido con su homólogo ucraniano y manifestó su rechazo al intercambio de fuego que se produce entre los dos Ejércitos. “No queremos otro Chenóbil”, sentenció, mientras que Guterres reiteró su preocupación por los ataques en la central nuclear.

“Debe prevalecer el sentido común para evitar cualquier acción que pueda poner en peligro la integridad física, la seguridad o la protección de la central nuclear”, señaló al tiempo que destacó la urgente necesidad de llegar a un acuerdo para que la planta vuelva a convertirse en una “infraestructura exclusivamente civil” y se garantice la seguridad de la zona.

De igual forma, indicó que la ONU posee la capacidad para apoyar cualquier misión del Organismo Internacional de Energía Atómica que parta de la capital del país en dirección a la central de Zaporiyia, “siempre que tanto Rusia como Ucrania estén de acuerdo”.

Nueva comisión de investigación

Por otro lado, el secretario general de las Naciones Unidas anunció la creación de una comisión de investigación sobre los incidentes ocurridos el pasado 29 de julio en una cárcel de Olenivka, donde fallecieron más de cincuenta prisioneros de guerra.

Los dos países en guerra se culpan mutuamente del bombardeo de la prisión, un hecho inaceptable, pues “todos los prisioneros de guerra están protegidos por el Derecho Internacional Humanitario”, declaró Guterres.

“Ahora continuaremos trabajando para conseguir las garantías necesarias que permitan un acceso seguro a Olenivka y a cualquier otro lugar relevante. En pocas palabras, una misión de investigación debe tener libertad para encontrar los hechos. El equipo debe poder reunir y analizar la información necesaria”, declaró  a la vez que pidió un acceso seguro y “sin interferencias de nadie”.

Exportación de Grano

La Iniciativa del Mar Negro para la Exportación de Grano, un acuerdo entre Rusia, Ucrania y Turquía bajo los auspicios de la ONU, ha beneficiado a los mercados de todo el mundo, ya que más de 560.000 toneladas métricas de granos y otros alimentos producidos por los agricultores ucranianos han sido exportados.

De acuerdo con Guterres, “los precios del trigo bajaron hasta un 8% tras la firma de los acuerdos. El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura cayó un 9% en julio, el mayor descenso desde 2008. La mayoría de los productos alimentarios cotizan ahora a precios inferiores a los de antes de la guerra, pero todavía muy elevados”.

Ante esta situación, agregó que “sacar los alimentos y los fertilizantes de Ucrania y Rusia en mayores cantidades es crucial para seguir calmando los mercados de productos básicos y bajar los precios”.                                                                        

Asimismo, el titular de la ONU aseguró que es muy importante revertir la inestabilidad en el mercado mundial de fertilizantes, pues las cosechas de la próxima temporada están en peligro, entre ellas las de arroz, el producto básico más consumido en el mundo. @mundiario       

Según Guterres, la central nuclear de Zaporiyia no puede utilizarse para ninguna operación militar
Comentarios