Un repaso a la gripe desde Argentina: principales estrategias de prevención

Vacunas. / Archivo
Las farmacias garantizan calidad, conservación, información, dispensación y aplicación adecuada de la vacuna antigripal.

Es una enfermedad viral altamente contagiosa que mata miles de personas en forma anual. Sin embargo existen algunas estrategias para controlarla, como explica este especialista.

Un repaso a la gripe desde Argentina: principales estrategias de prevención

Siguiendo con el artículo anterior aquí en MUNDIARIO, llegamos a la situación que la prevención es fundamental, y dentro de esta la vacunación es la única manera eficaz que permite reducir los costos asociados a la gripe, bajando al mismo tiempo los riesgos de hospitalización y la morbilidad de esta infección viral.

La vacuna contiene virus inactivados, es decir muertos, por lo que es altamente segura y no genera enfermedad. El virus de la gripe sufre permanentes cambios o mutaciones, razón por la que la OMS (Organización Mundial de la Salud) semestralmente determina su fórmula, y por la cual todos los años se producen vacunas nuevas con diferentes cepas (para este 2014 la vacuna es trivalente, constituida por dos cepas del Virus Influenza  tipo A y uno B).

La aplicación deberá ser anual durante los meses de la estación otoñal, preferentemente desde marzo hasta mediados de mayo, pero como la actividad más alta del virus se presenta desde Junio hasta principios de Septiembre se justifica, o, más precisamente es beneficioso vacunar aún avanzado el invierno; la aplicación puede ser intramuscular o subcutánea, aplicándola en forma lenta. La mayoría de los vacunados tienen buena tolerancia a la misma, sufriendo efectos adversos mínimos (dolor y enrojecimiento leve en el lugar de aplicación, fiebre baja en muy pocos casos). Esta vacuna se puede aplicar simultáneamente con otras, siempre que sea en sitios anatómicamente distintos, y no estaría mal que se la aplicara con la vacuna antineumocóccica en personas de alto riesgo, teniendo en cuenta la dosis e indicación del médico.

Hay distintas estrategias para controlar esta enfermedad, pero lo más importante es que todas buscan proteger la integridad del sistema de asistencia sanitaria y la infraestructura esencial del país, reducir la morbilidad y la mortalidad, además de reducir la transmisión del virus en las comunidades con el fin de evitar complicaciones y la muerte por Influenza, como así también controlar el enorme gasto económico que genera.

Por lo expuesto, es muy importante que reciban la vacuna:

- las personas mayores de 65 años;

- residentes de geriátricos, psiquiátricos, instituciones de rehabilitación o internación permanente;

- adultos de cualquier edad con padecimientos crónicos, tales como enfermedades metabólicas crónicas, disfunción renal, inmunosupresión, SIDA y especialmente con afecciones cardiorespiratorias crónicas;

- niños con asma, alergias respiratorias severas, enfisema, anemia, diabetes, disfunción renal, afecciones cardiorespiratorias, inmunosuprimidos, SIDA;

- niños y adolescentes entre 6 meses y 18 años que reciban tratamiento con aspirina por largo tiempo a fin de bajar el riesgo del Síndrome de Reye;

- embarazadas que están cursando su segundo o tercer mes de embarazo en la temporada invernal;

- miembros del equipo de salud y el resto del personal hospitalario;

- empleados de guarderías, geriátricos, psiquiátricos, etc.;

- cuidadores y contactos de personas de alto riesgo;

- personal de las fuerzas armadas y seguridad, de vuelos de las aerolíneas y de aquellas empresas u organismos que desean evitar ausentismo.

 No deben vacunarse:

- Todos aquellos que padezcan cuadros febriles o que están cursando una enfermedad aguda. La vacunación se posterga hasta que se hayan recuperado;

- a personas alérgicas al huevo,  o algún componente de la vacuna como al Timerosal (Merthiolate) u otro conservante; en el primer caso se debe a que la vacuna se cultiva en embrión de pollo.

- a personas que hayan tenido una reacción severa después de la administración de una vacuna antigripal;

- a todos aquellos que hayan sufrido una parálisis debido al síndrome de Guillain-Barre.

Mujeres embarazadas o con un posible embarazo, se la podrán aplicar bajo estricta prescripción médica.

Sugerencias del farmacéutico:
- no confunda la gripe con el resfrío, pese a que son patologías muy semejantes;
- ante cualquier síntoma consulte inmediatamente con su médico de cabecera, quien le indicará el tr atamiento específico. Se hace prioritario, para evitar una muerte por gripe, que el médico la diagnostique en forma temprana, de ese modo puede decidir por la utilización de los antivirales disponibles.
- tenga presente que las Farmacias garantizan calidad, conservación, información, dispensación y aplicación adecuada;
- la gripe es una enfermedad viral altamente contagiosa, que mata miles de personas en forma anual, por lo tanto la estrategia para controlarla consiste en:
* Vacunación antigripal,  de acuerdo a las estrategias de cada país;
* Aseo
* Aislamiento del enfermo y
* Atención médica inmediata.

 

Un repaso a la gripe desde Argentina: principales estrategias de prevención