A Greenpeace no le bastan los 500 billones que les promete la UE

Protestas de Greenpeace a la UE. / @GreenpeaceEU
Protestas de Greenpeace a la UE. / @GreenpeaceEU
El acuerdo para la recuperación de la Covid 19 destinará 500 billones a medio ambiente, pero Greenpeace afirma que sin frenar a los responsables de la polución no valdrán de mucho. 
A Greenpeace no le bastan los 500 billones que les promete la UE

Con el fin de la reunión del Consejo Europeo este pasado martes, y una de las reuniones más largas hasta la fecha, de 90 horas, se ha obtenido un acuerdo para un fondo de 1.8 trillones de euros de los que casi un tercio serán destinados a acciones a favor del clima. Este presupuesto de siete años surge como una respuesta a la crisis motivada por la covid-19 y será la primera vez que los 27 se endeuden. 

Reunión del consejo europeo con los líderes de varios países miembros. / Página Web de la Comisión Europea

La cifra destinada a clima se colocará como la más alta de la historia con 500 billones, sí, con b, de euros. Sin embargo, Greenpeace opina que se han quedado cortos. 

He aquí las claves: 

En su comunicado de prensa más reciente Greenpeace EU habla de la inadecuación de las medidas tomadas por ser contradictorias con sus metas. 

Pese a las cantidades elevadísimas que se destinarán a la causa ecologista, se ha reducido el dinero para las subvenciones del fondo para la Transición Justa para el clima de 30.000 millones a 10.000 millones, una parte esencial de los objetivos más ambiciosos de la Unión Europea: alcanzar neutralidad climática en 2050. 

Gráfico comparativo de los gastos en energías. / Greenpeace.org

Además, el gasto de 132 millones de euros en combustibles fósiles contradicen totalmente las medidas para salvaguardar el medio ambiente. 

Dudan de la efectividad de las medidas si no se aíslan a los responsables de gran parte de la polución de la posibilidad de optar ayudas, algo de lo que Greenpeace ya había avisado con miras a esta reunión de los 27. Aquellos a excluír de las subvenciones dentro de su lista negra serían: 

1. Industria de combustibles fósiles

2. Expansión de aeropuertos y autopistas

3. Vehículos alimentados por combustibles fósiles

4. Naves alimentadas por diésel y gas

5. Industria química (con la excepción de químicos seguros y sostenibles)

6. Industria téxtil (salvo la sostenible y ética)

7. Industria ganadera (salvo la orgánica)

8. Experimentación con animales (excepto si cumple criterios estrictos de la UE)

9. Explotación forestal

Protestas de Greenpeace. / @GreenpeaceEU

El problema se hace evidente al considerar que las industrias y trabajos envueltos en la lista negra de Greenpeace son esenciales para la economía y viendo la magnitud de los fondos aprobados en la reunión, se van a necesitar vías para garantizar la seguridad y la solvencia de esta inversión exorbitante. 

Desde Greenpeace responden con que continuar priorizando la política económica frente a las políticas sociales y de medio ambiente, no se va a cumplir ningún objetivo en materia de clima de forma eficiente, que esto hace más mal que bien. Si se aboga por el avance en medio ambiente sin  arreglar antes un sistema antiguo que provoca tropiezos constantes en el progreso de las acciones contra el cambio climático la Agencia Europea de Medio Ambiente avisa en su último informe de que Europa no va a lograr “vivir dentro de los límites del planeta”.

Lo cierto es que las medidas tomadas en la reunión apuntan hacia un equilibrio razonable, pero medioambientalmente ineficiente. Con el varapalo que ha sufrido y va a sufrir la economía comunitaria después de una crisis sanitaria global, la sostenibilidad del empleo y la economía es muy precaria y capar a las industrias más grandes se traduciría en un suicidio presupuestario. Claro está que el suicidio literal es no intervenir en la salud del planeta, de la que toda la vida depende, pero la respuesta no es clara ni tampoco es fácil. @mundiario

 

A Greenpeace no le bastan los 500 billones que les promete la UE
Comentarios