Más de 6 millones de personas afectadas por el paso del huracán Harvey

houston-1-650x370
Grandes áreas de la ciudad de Houston quedaron completamente inundadas.

Diversos sectores de la ciudad de Houston, en Texas, quedaron completamente inundados, registrándose cortes del suministro eléctrico y cuantiosos daños a la infraestructura pública y privada. 

Más de 6 millones de personas afectadas por el paso del huracán Harvey

Las intensas precipitaciones caídas durante las últimas horas, provocaron graves inundaciones y anegamientos en vastas zonas de la ciudad de Houston, centro de la industria petrolera estadounidense, poniendo a prueba la capacidad de resiliencia de sus habitantes, quienes tendrán que aprender a levantarse después de esta dura tragedia.

Uno de cada doce trabajadores que conforman la mano de obra del gran país del norte, se encuentran en este Estado, por lo que recuperar la economía tras este desastre será todo un desafío para las autoridades.

La tormenta tropical Harvey, que llegó a tocar tierra como un huracán de categoría 4, se ha vuelto hacia el Golfo de México y está concentrando fuerza nuevamente, antes de volcarse hacia la costa ubicada en la frontera entre Texas y Louisiana. La magnitud total de daños y víctimas, producto del paso de Harvey, no se conocerá por días, al igual que su extensión total, que se mide en pies en vez de pulgadas.

"El daño es terrible", dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, durante una entrevista televisiva. "Va a tomar años para que podamos reconstruir todos los daños que dejó esta inundación y el desastroso paso del huracán."

Harvey, que según se ha confirmado, ya causó al menos dos víctimas fatales, desplazará a más de 30.000 residentes, un número que de seguro ascenderá, ahora que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército ha comenzado a liberar agua de dos presas al oeste de la cuarta ciudad más grande del país. Más de 450.000 residentes necesitarán ayuda, según la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), la cual dijo que estará trabajando en Houston por años.

Aproximadamente un 25% de la producción de petróleo y gas natural del Golfo de México y más del 10% de la capacidad de refinación estadounidense, se ha paralizado a consecuencia del desastre climático. Los cultivos, el ganado y el agua potable están bajo amenaza, y los envíos ferroviarios cerca de Houston se han retrasado.

Houston_Inundado5

Harvey es uno de los peores desastres que ha vivido Estados Unidos bajo la administración Trump.

Gran campaña comunicacional en torno a Donald Trump

La reconstrucción de la zona devastada por el paso del huracán, representará un gran reto para una nación políticamente en crisis, y constituye la primera emergencia de esta índole que azota al país bajo la administración Trump. Los Estados Unidos debieran haber aprovechado las lecciones aprendidas después del paso de los huracanes Katrina en 2005 y Sandy en 2012, que asolaron Nueva Orleans y Nueva York y probaron la capacidad de respuesta de la nación.

De acuerdo a estimaciones preliminares, los costos de Harvey pueden ascender a 30.000 millones de dólares, donde están incluidos los gastos relacionados con la paralización de la industria, el comercio y los servicios, daños a la infraestructura, la red eléctrica y a la actividad laboral, según Chuck Watson, modelador de riesgo de Enki Research. El experto anticipa que poco menos de un tercio de esa suma, será cubierta por la industria de seguros. Katrina, el huracán más costoso que a la fecha ha golpeado a los Estados Unidos, provocó daños avaluados en cerca de US$ 118 mil millones, mientras que Sandy en 2012, reportó aproximadamente US$ 75 mil millones en reconstrucción.

La Casa Blanca se ha esforzado en demostrar que Trump está comprometido con la labor de recolección de los recursos destinados a paliar los efectos del desastre en la región, donde cerca de 6,8 millones de personas resultaron seriamente afectadas. El presidente planea viajar a Texas este martes, mientras que el vicepresidente Mike Pence, ha actuado como portavoz del gobierno en medio de la tragedia, enviando comunicados de prensa a todas las estaciones de radio de Texas y al comentarista político y locutor radial conservador Rush Limbaugh, para informar que Trump y todo su equipo están completamente volcados en las labores de ayuda humanitaria. "El presidente continuamente está siendo informado de cómo avanza la situación, y él se encuentra completamente comprometido en ir en ayuda de los afectados", dijo a la estación de radio de San Antonio KTSA.

Y el desastre no se detiene. Aunque Harvey registró en Houston hasta 30 pulgadas (76 centímetros) de precipitaciones, los aguaceros durarán toda la semana y otros 15 a 25 pulgadas de lluvia podrían caer, informó el Centro Nacional de Huracanes.

Houston_inundado3

Muchos habitantes de la ciudad perdieron todo.

Las frías cifras que dejó la tragedia

El área más grande de Houston, que incluye ocho condados, cubre 8,778 millas cuadradas, una superficie superior a todo Nueva Jersey. Es una ciudad poco organizada, con múltiples centros comerciales, recorrida por carreteras vastas y sinuosas, malls y subdivisiones. Mientras la ciudad se enfrentó a una de las peores catástrofes que ha golpeado a la nación, funcionarios electos, meteorólogos y expertos en emergencias, afirman que nunca habían vivido nada parecido a las inundaciones actuales, que convirtieron las autopistas en ríos y a los barrios en lagos.

El cuerpo de bomberos de la ciudad, respondió a más de 5.500 llamadas en las últimas 24 horas, dijo el alcalde Sylvester Turner, y el centro de emergencia recibió 75.000 llamadas a partir de las 9 de la mañana del lunes, con 10.000 más que quedaron pendientes.

La Guardia Nacional compuesta por 12.000 efectivos fue activada, y voluntarios se unieron a los equipos de rescate, mientras miles de personas huían a los tejados y tierras altas. La policía de Houston rescató a 2.000 personas, dijo el jefe Art Acevedo en una conferencia de prensa televisada.

Turner por su parte, agregó que unas 5.500 personas se encuentran en refugios y que esa cifra podría aumentar exponencialmente. "El costo emocional que esta tormenta está teniendo, es difícil de medir", dijo. "Para las personas en los refugios y la gente en casa, el costo emocional, es frente a lo que tenemos que ser sensibles y responder".

La economía de la ciudad más heterogénea de la nación, ha crecido incluso a expensas del precio del petróleo, el que ha ido quedando rezagado. El número de personas empleadas en el área metropolitana ha aumentado en más del 20% desde finales de 2009, a 3,1 millones de personas, de acuerdo a estudios demográficos. Si Houston fuera autónomo, su economía sería la 30ª más grande del mundo, según datos estadísticos del gobierno local.

Además de ser la capital internacional de la energía, Houston es un locus para otras industrias, con 18 compañías Fortune 500. Por ejemplo, Texas Medical Center, con sede en Houston, es el complejo médico más grande del mundo, que emplea a más de 106.000 personas. Cuenta con hospitales, con 9.200 camas para pacientes, donde realizan 180.000 cirugías al año. Pero el extenso campus se encuentra al lado del ahora inundado Brays Bayou.

Houston_inundado2

Las lluvias podrían continuar durante toda la semana.

El desafío es volver a levantar la actividad económica

El mercado de trabajo en Texas ya está saturado, y la reconstrucción probablemente requerirá decenas de miles de trabajadores. Eso va a precisar de incentivos - normalmente salarios más altos -, para atraer a ingenieros, comerciantes y trabajadores de toda la región. Los bancos distritales de la Reserva Federal en Dallas, Atlanta y St. Louis, ya han reportado dificultades de contratación que están poniendo presión al alza sobre los salarios.

Cuando se supere la tragedia de las inundaciones, las consecuencias económicas en la nación, probablemente se reflejarán primero en las estadísticas semanales sobre solicitudes de empleo, y también en las ventas mensuales al menudeo y las cifras de producción industrial. Si los precios de la gasolina se mantienen elevados, eso podría aumentar la presión sobre el índice de precios al consumidor.

Los futuros de gasolina anotaron su mayor avance en casi seis meses este lunes, ya que más de un millón de barriles de capacidad de producción de combustible quedaron fuera de línea. Refinerías, campos de gas natural y plataformas de perforación mar adentro, fueron cerradas. Mientras Harvey retrocedía hacia el mar y amenazaba con intensificarse de nuevo, los analistas de Tudor Pickering Holt, estimaron que hasta el 30% de la capacidad instalada de refinación de petróleo del país estaba en peligro.

Los puertos, a lo largo de un tramo de 250 millas de la costa de Texas, fueron cerrados a los petroleros. Catorce buques cargados con un total de 7 millones de barriles de crudo, provenientes de lugares tan lejanos como Brasil y Colombia, estaban a la deriva de la línea de costa, a la espera de que lo peor pasara.

La historia de Houston ha estado marcada por el funesto paso de huracanes. En 1900, una tormenta golpeó a la vecina Galveston, entonces una ciudad de auge y uno de los puertos con mayor tráfico del país. Ese huracán sigue siendo uno de los desastres naturales más mortíferos en la historia de los Estados Unidos, causando más de 8.000 muertes.

Después de esa tormenta, los funcionarios locales presionaron para abrir un puerto interior de aguas profundas en Houston, que sirviera de vía para las florecientes exportaciones de petróleo y agricultura de Texas. El puerto de Houston abrió sus puertas en 1914, con el entonces presidente Woodrow Wilson inaugurando las obras, mediante un disparo de cañón realizado a distancia desde Washington, a través de un telemando. La población de Houston despegó, superando ampliamente a su antigua rival, para convertirse en la ciudad líder de Texas desde 1930. De un poblado de pantanos, se convirtió en una bullente metrópolis.

Houston_Inundado4

Los daños producto del paso de la tormenta son cuantiosos, pero aún no hay cifras definitivas.

 

Una ciudad que quiere salir fortalecida de la tragedia

Ahora comienza un nuevo desafío, desde que el domingo las inundaciones anegaran el distrito de negocios del centro, en tres direcciones. Antes del anochecer, los sistemas eléctricos bajo las calles habían colapsado, produciéndose cortes en cadena del suministro eléctrico. Por la tarde, el horizonte era aún más oscuro, salvo el parpadeo constante y urgente de las luces de emergencia en los pasillos de unos edificios de paredes de cristal.

Un restaurante en el extremo norte del centro comercial, quedó sumergido varios pies bajo el agua, la que en su violenta acometida, destrozó un enorme pedazo de la pared externa del inmueble. En el distrito de negocios, el agua inundó el Hotel Lancaster, de 91 años de historia, lo que provocó la evacuación de los huéspedes cuatro cuadras al este del Hotel Magnolia. A los clientes se les aconsejó que llenaran sus bañeras con agua en caso de que las fuentes de agua potable fallaran.

El alcalde Turner dijo que para esta ciudad, que ha resistido los ciclos de auge y caída del petróleo durante décadas, ésta será una prueba que la hará aún más resistente, concluyó.

Más de 6 millones de personas afectadas por el paso del huracán Harvey
Comentarios