El GPS está debilitando la capacidad del cerebro para orientarse

435435
Personas navegando con ayuda del GPS integrado al móvil y al coche. / Pixabay.

La tecnología mejora los procesos, pero también disminuye la capacidad humana para pensar y analizar.

El GPS está debilitando la capacidad del cerebro para orientarse

El estudio publicado en la revista Nature Communications, revela que los navegadores que el humano utiliza para ubicarse están causando que las áreas cerebrales centradas en la orientación espacial reduzcan su actividad. La investigación estuvo a cargo de un equipo científico perteneciente a la University College de Londres y sus datos demuestran que los cerebros que antes eran considerados como los más ‘grandes’, ahora han perdido parte de sus capacidades.

En concreto, el estudio se encargó de analizar la capacidad que tienen los cerebros de los taxistas de Londres. Una investigación realizada a principios del nuevo siglo, ya había demostrado que los taxistas tienen muy desarrollada el área cerebral que corresponde al hipocampo posterior, la cual mostraba una mayor densidad de materia gris. En el viejo estudio habían descubierto que al memorizar tantas calles a lo largo de sus vidas, los taxistas habían logrado desarrollar mejores capacidades cerebrales de navegación y ubicación geográfica.

El nuevo estudio

Pero ahora, la tecnología cambia todo. Y los científicos quisieron saber cómo el hipocampo puede arreglárselas para navegar en ciertos espacios y como trabaja el córtex central, que es esencial para resolver problemas y planificar nuevas rutas. Para saber esto los científicos reunieron a 24 voluntarios que debían de movilizarse en un mapa virtual del Soho londinense. En total debían de recorrer 10 rutas, en cinco de las cuales estarían asistidos por un GPS y en las restantes tendrían que valerse de su propio ingenio.

Gracias a su estudio, pudieron observar como el hipocampo, en conjunto a las partes más inferiores e interiores del cerebro se activaban cuando debían de resolver y decidir por sí mismos; mostrando un mayor registro cuando tenían muchas calles por las cuales decidirse. Mientras que ocurrió todo lo contrario cuando hicieron uso del navegador por llegar a su destino, mostrando una nula actividad cerebral.

45435

Ubicación del hipocampo en el cerebro. / Wikipedia.

Los científicos explican que esto se debe a las complicaciones que enfrenta el humano al decidirse por una calle en concreta. El cerebro tiende a actuar y ‘movilizarse’ para dar con la solución idónea. Todo lo contrario ocurre cuando las personas utilizan el GPS, esto desmejora la actividad cerebral que encuentra una solución sencilla a sus problemas.

Por otro lado, el estudio confirma la importancia que tiene el hipocampo dentro de la orientación espacial y la planeación de rutas que nos ayudan a salir de situaciones concretas. Los científicos señalan que mientras el cerebro idea las distintas rutas, es el córtex prefrontal quien ayuda a escoger el destino final. Sin embargo, al utilizar los navegadores el cerebro se ‘doméstica’ y deja de memorizar las distintas rutas porque tiene a dónde acudir en el momento que no sepa en qué lugar se encuentra.

El GPS está debilitando la capacidad del cerebro para orientarse
Comentarios