Google es sancionado por la Autoridad de Competencia de Francia

Sede de Google en California, Estados Unidos. / Mundiario
Sede de Google en California, Estados Unidos. / Mundiario

La Autoridad de Competencia de Francia ha hecho saber que Google debe pagar una multa de 500 millones de euros.

Google es sancionado por la Autoridad de Competencia de Francia

La razón de ser de esta multa es que Google no negoció “de buena fe” con los redactores de la prensa en torno de asuntos relacionados con la aplicación de derechos conexos. De ahí que es preciso que el gigante tecnológico resarza el daño con esta multa, para que los editores no se vean menoscabados en sus derechos en lo que se refiere a la recuperación de sus contenidos.

Google debe hacer una oferta a los editores

Isabelle de Silva, presidenta de la Autoridad ha manifestado que “esta es la multa más alta” que ha impuesto la Autoridad de Competencia en toda su existencia. Es producto de un incumplimiento de Google. A lo anterior, Google debe responder con la presentación “de una oferta de retribución por los usos actuales de su contenido protegido” a todos los editores, así como a cada una de las agencias de prensa, con el fin de que evite “estar sujeto a sanciones de hasta 900.000 euros por día de retraso” en el cumplimiento de estas obligaciones.

Por su parte, un portavoz de Google hizo saber que “estamos muy decepcionados con esta decisión porque actuamos de buena fe durante todo el periodo de negociación, esta multa no refleja los esfuerzos realizados, ni la realidad del uso de contenido de noticias en nuestra plataforma”, a lo que agregó que “esta decisión se centra en las negociaciones que tuvieron lugar entre mayo y septiembre de 2020, desde entonces, hemos seguido trabajando con editores y agencias de noticias para encontrar puntos en común”.

¿Cómo empezó todo?

Esta sanción es producto de un conflicto que se ha presentado entre Google y los editores de prensa en Francia desde el año 2019. Se ha llegado a que Google debe pagar derechos por cada uno de los contenidos de prensa, sea que se traten de artículos noticiosos, videos, fotos, infografías, entre otros, que estén contenidos como parte del resultado que arroja la búsqueda realizada en su portal, por cada uno de los usuarios. Google ha rechazado, de manera reiterada, tener que actuar en ese sentido, de ahí que ha presionado para que los editores faciliten este contenido de forma gratuita, a cambio de enviar tráfico de usuarios a sitios web de noticias.

Producto de esa medida tomada por Google, el Sindicato de editores de la prensa se acercaron a la Autoridad de Competencia desde finales del año 2019 cuando acusaron a Google por “abuso de una posición dominante”. De ahí que en el mes de abril del año 2020 la Autoridad de la Competencia obligó a Google a adoptar “medidas de emergencia”, con el fin de que los editores de prensa pudieran negociar, con la empresa tecnológica, una remuneración a la que se pudiera llegar “de buena fe”. Esta remuneración no la ha cumplido a cabalidad Google, de ahí que se tiene el pronunciamiento de la Autoridad de Competencia.

La Autoridad de Competencia reclama a Google que ha tratado de valerse de las negociaciones para ofrecer un servicio y no tener una “discusión específica” en torno de los derechos conexos, a lo que ha añadido de Silva que “Google ha restringido el alcance de las negociaciones sin justificación, al negarse a incluir el contenido de las agencias de prensa utilizadas en las publicaciones (imágenes por ejemplo) y al excluir toda la prensa ajena a la prensa política e información general” y con ello, que Google no ha facilitado información a los editores “para una evaluación transparente de la remuneración adeudada”. @mundiario

Google es sancionado por la Autoridad de Competencia de Francia
Comentarios