Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno incorporará más de 200 médicos inmigrantes en la lucha contra la Covid-19

Forman parte del contingente de 50.000 profesionales entre estudiantes de Medicina y Enfermería, doctores jubilados y médicos y enfermeras licenciados sin plaza que también han sido convocados.
El Gobierno incorporará más de 200 médicos inmigrantes en la lucha contra la Covid-19
Médicos en un pabellón. / Pixabay
Médicos en un pabellón. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Al menos 202 médicos no comunitarios podrán incorporarse a los servicios de salud de las comunidades autónomas. De esta manera el Gobierno intenta reforzar la plantilla de sanitarios que avanzan en la atención de pacientes afectados por el coronavirus.

La medida es una de las recogidas en la orden ministerial del pasado 15 de marzo que busca redoblar con medios materiales y humanos el sistema de salud, que se encuentra colapsado ante el avance del coronavirus. Estos profesionales forman parte del contingente de 50.000 profesionales entre estudiantes de Medicina y Enfermería, doctores jubilados y médicos y enfermeras licenciados sin plaza que también han sido convocados para abordar la situación sanitaria.

Ahora bien, para que estos sanitarios inmigrantes se incorporen al sistema de salud español, el despacho ha flexibilizado los trámites del reconocimiento de sus especialidades, que es un procedimiento largo y complejo que se dilata por varios años y les dificulta el ejercicio en España. 

Sin embargo, la situación de crisis que vive el país, les permitirá sumarse a aquellos médicos que cuentan con el visto bueno del Comité de Evaluación, el órgano asesor que examina sus credenciales, pero que no hayan superado aún el trámite administrativo que se les exige. La fórmula permite también la incorporación de aquellos que aún tengan pendientes la realización de prácticas requeridas pero que han superado la parte teórica de las pruebas. Asimismo y para facilitar su contratación el Ministerio de Sanidad ha enviado a las comunidades los datos de los médicos que cumplen los requisitos para ser contratados. Los contratos, según la orden ministerial, tendrán una duración máxima de tres meses prorrogables por sucesivos períodos de tres meses. El Colegio de Médicos de Madrid respaldó la decisión. “Es lamentable que haya una fuerza laboral migrante y que aquí estén sometidos a la burocracia cuando hay esta necesidad”, ha considerado, José María Morán. @mundiario