Buscar

MUNDIARIO

El Gobierno afirma que las 'devoluciones en caliente' son "correctas"

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha dicho que España seguirá luchando contra la inmigración ilegal. 
El Gobierno afirma que las 'devoluciones en caliente' son "correctas"
El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.
El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

La política migratoria de España se sigue erigiendo con la misma vehemencia estatal y gubernamental que pregona el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su intención de levantar un muro en la frontera sur del país norteamericano con México. Y es que El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, ha asegurado este miércoles en Ceuta que la figura legal del "rechazo en frontera", más conocido como devoluciones en caliente, "sigue vigente y volverá a ser utilizada por las Fuerzas de Seguridad en caso de necesidad" en las vallas que separan las ciudades autónomas de Marruecos (Ceuta y Melilla).

Este mecanismo del Gobierno consiste en devolver o deportar casi de inmediato a los inmigrantes africanos que ingresen a territorio español atravesando las rutas ilegales que conectan a Marruecos, ubicado en el norte de África, con la frontera terrestre entre ese país y España, así como las rutas marítimas, también ilegales, que los inmigrantes africanos utilizan para trasladarse a las islas Canarias y de ahí a España continental.

"Mientras no se modifique la normativa aplicable", se ha referido Pérez a la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015. "El proceder de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad será el mismo porque ha sido correcto y tendrá que seguir siendo igual", apuntó.

De esta forma, España seguirá haciendo uso de su nivel proporcional de la fuerza de Estado para evitar un colapso mirgatorio en la frontera de Ceuta y Melilla con Marruecos, esto en vista de las crecientes tensiones diplomáticas entre ambos gobiernos. 

En declaraciones a los medios durante su paso por la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma y antes de visitar la frontera del Tarajal, el alto cargo ha subrayado que "este Ministerio del Interior, desde que llegamos hace 19 meses, como la Policía y la Guardia Civil, ha respetado siempre la normativa aplicable en derechos fundamentales y en derechos humanos".

Sin embargo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, adscrito al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, considera que el accionar de las fuerzas de seguridad españolas ha sido violatorio de los derechos humanos de los inmigrantes africanos. 

"Nuestra base en la lucha contra la inmigración ilegal se ha basado en ese respeto a la normativa básica, en la colaboración con los países de origen y en la sensibilización de la UE sobre esa cooperación y sobre que tenemos fronteras no españolas sino europeas", ha añadido Pérez, quien también argumentó que "si hemos venido actuando respetando derechos fundamentales, la actuación simplemente será la misma".

Con esa declaración el secretario de Seguridad deja entrever que España no aceptará un flujo migratorio de alto volumen en su única frontera con África, dado que forma parte de los tratados internacionales suscritos en la Unión Europea bajo el mecanismo del Espacio Schengen, que ha acentuado el nacionalismo europeo y el proteccionismo fronterizo de sus Estados miembros, en especial la nación española. @mundiario