Gloria Lago salta al ruedo nacional en defensa de la libertad lingüística

Gloria Lago. / esRadio
Gloria Lago. / esRadio
Gloria Lago salta al ruedo nacional en defensa de la libertad lingüística

Más de uno la daba por desaparecida o desactivada. Pero no, ahí sigue, dando guerra, aunque ahora a otro nivel. Hace ya algún tiempo que Gloria Lago comprendió que su lucha en defensa de los derechos lingüísticos de los hispanohablantes en comunidades con dos lenguas cooficiales no podía circunscribirse a Galicia. Y dio el salto. Se embarcó en la aventura de liderar el movimiento "Hablamos español", que cuenta con simpatizantes, aunque sean pocos, en casi todos los rincones de la España monolingüe, cuya base territorial, por cierto, viene a coincidir en lo esencial con la "España vacía". Por eso aquí casi le hemos perdido de vista, mientras se asoma con cierta asiduidad a los medios de comunicación de Madrid que militan sin medias tintas en el españolismo (en unos casos más rancio que en otros).

La presidenta de Galicia Bilingüe lleva meses empeñada en conseguir el medio millón de firmas necesarias para llevar al Congreso de los Diputados una iniciativa legislativa popular (ILP) que, de convertirse en ley, garantizaría una verdadera libertad de elección de la lengua, sobre todo en la enseñanza, pero también en otros ámbitos y que de facto prohibiría la política de "inmersión lingüistica". Persiguen también lo que consideran de puro sentido común: una presencia real en las administraciones de las dos lenguas oficiales en las comunidades bilingües, que el uso de la lengua regional no sea un requisito para acceder a ayudas públicas y que el idioma no suponga una barrera que restrinja o impida la circulación de personas dentro de España.

Hasta hace poco Lago era la bestia negra del nacionalismo gallego. En la etapa del bipartito PSOE-Benegá encabezó un frente cívico contra la Xunta, a la que acusaba de imponer el gallego en los colegios e institutos. Por entonces el PP de Feijoo estaba en la oposición e hizo de la cuestión idiomática uno de sus principales caballos de batalla para la reconquista del poder autonómico. Galicia Bilingüe llegó a organizar manifestaciones en defensa del español, después de lograr una mínima visibilidad mediática de la que hasta ese momento carecía, precisamente por la capacidad de influencia, vía ayudas y subvenciones, del poder autonómico en ese terreno.

Ahora es el nacionalismo catalán quien la demoniza. La acusan de españolista y ultraderechista. También de antiautonomista. Los soberanistas la sitúan en la órbita de Vox. Probablemente porque este grupo político es el único de ámbito estatal que respalda sin medias tintas las iniciativas de "Hablamos Español", mientras que el PP y Ciudadanos, en su opinión, se han apuntado al "timolingüismo", esto es, a la defensa de una enseñanza plurilingüe, abdicando de sus anteriores compromisos por la libertad de elección de lengua vehicular en la enseñanza. Lago lamenta profundamente la desaparición de escena de UPyD, la fuerza política de la que llegó a algo más que simpatizar, por la afinidad incluso personal que tenía y mantiene con Rosa Diéz.

A Gloria Lago aún le duele lo que considera una traición de Feijóo, aquel Feijóo que hasta llegó a ofrecerle una consellería en su gabinete. Nada más volver a San Caetano, Don Alberto incumplió el compromiso electoral de facilitar a los padres de los niños gallegos la elección de la lengua en la que deseaban escolarizarlos y solo revirtió parcialmente la, a su entender, galopante galleguización de la enseñanza que había emprendido el gobierno de Touriño y Quintana. La cara visible de Galicia Bilingüe le reconoce al presidente de la Xunta una gran habilidad para conseguir que en su proyección como líder "nacional" nadie, ni siquiera los medios más comprometidos con la defensa del español, le echen en cara la política lingüistica con la que alimenta lo que ella denomina "el lobby cultural" que vive desde hace décadas de la "normalización" de la lengua de Rosalía. Pero a ella, dice, y a otra mucha gente de su propio partido, ya no la engaña... @mundiario

Gloria Lago salta al ruedo nacional en defensa de la libertad lingüística
Comentarios