Buscar

MUNDIARIO

El glaciar Taku, uno de los más gruesos del planeta, comienza a derretirse 

Imágenes captadas por la NASA en un intervalo de cuatro años, han revelado que el glaciar -el único que hasta ahora había resistido los efectos del cambio climático- ha comenzado a reducirse tras medio siglo de crecimiento. 
El glaciar Taku, uno de los más gruesos del planeta, comienza a derretirse 
Glaciar. / Flickr
Glaciar. / Flickr

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

El fenómeno del clima ha logrado vencer al glaciar Taku, uno de los más gruesos del planeta. Imágenes captadas por la NASA en un intervalo de cuatro años, han revelado que el glaciar -el único que hasta ahora había resistido los efectos del cambio climático- ha comenzado a derretirse tras medio siglo de crecimiento. 

Quizás también te interese: 

 

El macizo de hielo se encuentra situado en el campo de Juneau, en Alaska, y ha sido objeto de estudio durante las últimas décadas debido a su particular resistencia y expansión. 

Sin embargo, el último registro de imágenes de los científicos del Observatorio Terrestre de la NASA, han dejado en evidencia la dramática y progresiva mengua del glaciar, con capturas tomadas desde agosto de 2014 a agosto de 2019.

 

Los científicos han detallado que el campo de hielo, considerado uno de los más gruesos del planeta, con un espesor de 1.480 metros y que había estado ganando masa a un ritmo de 0,3 metros por año, ha ido disminuyendo su marca desde 2014, el año que coincide con uno de los meses de julio más cálido jamás registrado.

“Pensábamos que el balance de masa en Taku era tan positivo que podría avanzar durante el resto del siglo”, expone el glaciólogo Mauri Pelto, del Nichols College de Massachusett. “No creo que la mayoría de nosotros pensáramos que iba a retirarse tan rápido”, agrega. “Que la transición se produzca tan rápido indica que el clima invalida el ciclo natural de avance y retroceso que el glaciar habría tenido normalmente”. @mundiario