George Orwell se enfrenta a Donald Trump

Libro 1984 de George Orwell.
Portada del libro 1984 de George Orwell.

La obra de Orwell se adelantó  con anticipación al amenazador peligro del totalitarismo en el siglo XX con temprana fecha, actitud justa de escritor comprometido con la sociedad de su tiempo  y las ideas de una resolución social y política sin mordazas.

George Orwell se enfrenta a Donald Trump

De nuevo un fantasma recorre  América y Europa. De Nuevo Orwell,  rica majestad de los clásicos, es bandera que se airea a modo de emblema defensivo y acusador, con un libro que brotó de manantial protector frente al poder de la sombra de una dictadura presuntuosa y amenazadora, que planeó e impuso su despótico y despiadado fantasma real por el mundo. Al que todavía somos muy pocos los que tras aquellos tres sangrientos fantasmas del pasado: Stalin, Hitler, Franco, no somos muchedumbre. Aunque parece ser que lentamente va creciendo la preocupación ante la posible barbarie.

Si desafiante y revolucionaria fue la idea orweliana, no menos afortunada resultó a la hora de su manifestación y advertencia, desgarro que ha quedado en la historia. Y ahora  con necesaria urgencia necesita de nuevo elevarse frente a la tenebrosa actitud que oscurece la Casa Blanca, donde hasta las clásicas y sencillas cortinas del despacho oval han sido cambiadas para contentar el tortuoso mal gusto de un rico nuevo.

Vayamos a saber que no es como Rajoy en esto de las lecturas. Pues nuestro hombre en la Moncloa lee el diario deportivo Marca todas las mañana, y que se sepa no Mein Kampf. Por cierto, por el sur se cuenta un chiste en el que un asesor de nuestro presidente, le sugiere que debería, al menos, prestarle algo de atención a su paisano Valle Inclán y sus Luces de Bohemia, visión crítica de la España del siglo XX. A lo que al parecer respondió nuestro timonel: “Mira, yo no tengo tiempo para recibir a poetas o escritores”. 

Entonces, para llevar al mundo libre igualmente ha iniciado su vuelo contra todo posible Farenheit siglo XXI.  Me refiero a ese desafiador iluminado autor de la obra clásica 1984, que, aunque nunca ha dejado de leerse por el lector situado por encima de la media de lectura, y que actualmente viene provocando una llamada necesaria para tener las cosas más claras con respecto a la amenaza de una dictadura semejante a algunas de las pasadas y vividas que menciono.

La obra de Orwell se adelantó  con anticipación al amenazador peligro del totalitarismo en el siglo XX con temprana fecha, actitud justa de escritor comprometido con la sociedad de su tiempo  y las ideas de una resolución social y política sin mordazas. A esta actualísima obra se puede sumar su entrañable Homenaje a Cataluña, sin ni por asomo, dejar en el olvido sus riquísimos y transparentes ensayos. Curiosamente su 1984 ya fue publicado en España por Editorial Destino en 1952, en plena dictadura franquista que perseguía con saña cualquier asomo de democracia en el país. Pura parodia de fascismo contra estalinismo. De igual forma que otro gran escritor que se enfrentó al comunismo estalinista  Arthur Koestler  también editado por Destino su “El cero y el infinito”. Cruel historia dolorosamente ambientada en las purgas estalinistas de los años 30 y los juicios de Moscú.

Sería un bien para nuestra sociedad, ante las circunstancias, acercarse a la cultura de la memoria histórica del no lejano pasado ante un oscuro y amenazador presente, creyendo que a la puerta de uno nunca llamarán. ¿Pero tenemos partidos políticos con capacidad de abandonar la verborrea y coger el toro por los cuernos?

George Orwell se enfrenta a Donald Trump
Comentarios