Buscar

MUNDIARIO

Del gamberro agropop a gigantes del poprock: 25 años de No me pises que llevo chanclas

Los 25 años de Los Chanclas exhiben, según la especialista en los 80 María Fidalgo, la transmutación del intrascendente agropop en un gigante del poprock cuyo hondo andalucismo debe reivindicarse.

Del gamberro agropop a gigantes del poprock: 25 años de No me pises que llevo chanclas
No me pises que llevo chanclas.
No me pises que llevo chanclas.

Firma

María Fidalgo Casares

María Fidalgo Casares

La autora, MARÍA FIDALGO CASARES, es Analista social y Crítica de arte y Literatura. Doctora en Historia por la Universidad de Sevilla, es Académica de la Historia de Andalucía y escribe en MUNDIARIO . @mundiario

Incomensurables  No me pises que llevo chanclas en su Concierto del 25 aniversario en Sevilla. Del agropop gamberro a gigantes del pop rock andaluz. Con aplomo, gallardía torera y más brillantes que nunca se presentaron No me pises que llevo Chanclas.en el Teatro Quintero de Sevilla  El grupo estrella del pop andaluz celebraba su 25 aniversario en el mundo de la música.

Inconmensurables

Un concierto de dos horas sin perder fuelle en los que Pepe Begines exhibió ante un público entregado -que coreaba todas y cada una de las dificiles estrofas y estribillos-un espectacular registro vocal, perfecta sincronía en el compás y exquisita afinación. Un gran poderío escénico, unos músicos impecables, amigos artistas  y la elección de un repertorio que ha ganado con el tiempo como los buenos vinos, articularon una actuación inolvidable e imprescindible en la trayectoria de la banda sevillana.

Constituyó la antesala de una gran gira que pasará a la posteridad y marcará sin duda un antes y un después en la consideración de  este grupo en la historia de la música española,  al que tal vez por la coyuntura en la que nació no fue valorado con la justicia que merecía.

Porque la verdad irrefutable es que lo que a muchos parecíó en su momento un grupillo exitoso para salir del paso, gamberrete y divertido, y al que los puristas de los 80 prestaron poca atención, emergía en Sevilla, un cuarto de siglo después, transmutado en todo un gigante del poprock.

Los ochenta siguen vivos 

Transcurridas más de tres décadas, en las últimas fechas se están sucediendo un gran número de conciertos en los que confluyen el revival ochentero, el homenaje y la colaboración, En esta línea el grupo sevillano de Los Palacios, liderado por Pepe Begines ha querido acompañarse para sus bodas de plata en la música de importantes artistas con los que comparte afinidades musicales y afectivas.  Kiko Veneno, totem  histórico del flamenco fusión y hermano en andanzas musicales, Pablo Carbonell  al que consideran “ siamés “ con el que compartieron película Atún y chocolate y discos, Aceitunas y estrellas  y líder de los toreros Muertos, Alfonso Aguado de Los Inhumanos, y Bernardo de Refrescos, contemporáneos de conciertos de antaño,  pero también de fusionistas flamenco-pop-rock como Tomasito, Muchahito  Bombo Infierno o Canijo de Jerez, joven líder de los Delinquentes y con los que colaboró en el único disco de G5.. Entre los invitados también destacar  la presencia de dos protagonistas de primera fila de la movida gallega,  Miguel Costas  de Siniestro Total, el primer grupo punk español  más tarde  reciclado al poprock y Teo Cardalda, no sólo miembro del  grupo de culto Golpes Bajos  sino también presente en dos de los  himnos de la movida - autor de Malos tiempos para la lírica y del piano inolvidable de "Una décima de segundo" de  Nacha pop-  y que  pasa a la historia del flamenco como productor y por  su impronta  personal y musical en el primer, único y valoradísmo disco del malogrado Ray Heredia Alegría de vivir.  

No me pises que llevo chanclas, esterores andaluces de la movida

Habría que distinguir en los 80 entre los grupos de la movida y todos los demás. Los primeros estuvieron asociados al movimiento cultural y existencial ligado a la transición sociopolítica que convirtió la música, -como nunca había sido antes y como nunca volvió a ser después- en estandarte generacional. Y aunque la movida tuvo dos ejes: Madrid y Galicia , la difusión de la movida como revulsivo y como artífice del cambio sin vuelta atrás del disfrute del ocio y las costumbres de la juventud, llegó al resto de España sin excepción y de forma masiva rozando ya los 90.

La movida en Andalucía había dado pocos frutos, tal vez por el gran peso del flamenco y la herencia del grandilocuente rock sinfónico andaluz  de Triana, Alameda, e Imán Califato independiente, cuyo teclista, recientemente fallecido, Marcos Mantero,  pocos saben que tuvo un importante papel en la movida. Llegó a formar parte de Alaska y Dinarama, hizo la sintonía de la “ Edad de oro”, produjo a grupos como Glutamato Ye Ye,y Pistones....  El propio Kiko Veneno estuvo también presente en la Movida madrileña y llegó a tener su propio espacio en el mítico  La bola de cristal.

No me pises que llevo chanclas, más conocidos como Los Chanclas , grupo originario de Los Palacios y Villafranca ( Sevilla)  compuesto por Pepe Begines y su hermano Álvaro, Pepe Linero, Paco Machuca y Salvador Romero pertenecen a  una segunda generación de grupos andaluces de pop y rock que triunfaron a finales de los 80 y principios de los 90 como La Guardia, 091 y,Danza Invisible.

Nació como grupo en 86, pero es en los 90 cuando se autoproclaman los máximos exponentes del agropop  y compusieron temas que consiguieron auténticos pelotazos mediáticos que les llevarían a realizar centenares de galas con enorme éxito.   -Sus repetidosconciertos en la Expo todavía se recuerdan- .Bolillon, Y tú de quiene eres, El canario, Japón se convierten en canciones intemporales de juergas legendarias 

" Los Chanclas" sin ser cronológicamente un grupo de la movida, sí que es indiscutible que sus músicos se formaron con ella, y recogieron parte de su frescura, su desinhibición y su originalidad. Comparten con la movida gallega  la reivindicación de las señas de  identidad, en clave de humor que en Galicia representarían  Siniestro Total y Os Resentidos,.. De hecho el haber invitado a Costas y a Cardalda a su aniversario es un claro guiño a este ochenterismo.

41a111b6cc
No me pises que llevo chanclas.

 

Trayectoria de Los Chanclas

 No me pises que llevo chanclas, tras publicar una docena de discos «agropop», en 2000 deciden disolver el grupo y sus componentes emprenden el camino en solitario,  Pepe Begines con sus discos Gira Mundial , junto a Kiko Veneno , Mi propia película y Live in Lisboa  bajo el seudónimo de Pepe "El Lusitano".entre otros trabajos televisivos y colaboraciones   Salvador Romero fundará dorsal Fin en  la órbita  independiente. En 2009, reciben una propuesta de discos Senador para volver a recomponer el grupo  yj untos grabarían "Superhéroe Agropó. Paralelamente  Alvaro Begines se convierte en exitoso productor audovisual fundando  el sello La Mirada Oblicua con seis nominaciones y dos  Premios Goya, por 'A cambio de nada', película la ópera prima de Daniel Guzmán .

Como novedad en este periplo citar  la incorporación  de Recacha  a la guitarra.

Tras esta extensa gira del 25  aniversario quieren grabar un su nuevo proyecto: un disco en directo ( que no tenían y es  uno de sus grandes reclamos)  y un largometraje sobre sus grandes éxitos con un gran despliegue de sonido y cámaras  e-speran con ello tmarcar  una segunda etapa del grupo que afirma  “Tenemos mucha salud musical “.

La deuda del andalucismo con el agropop de Los Chanclas

La gran singularidad de No me pises que llevo chanclas en el pop de su tiempo fue su profundo carácter identitario y reivindicativo del ser andaluz y de pueblo, entroncando con el pilar cásico de la antropología que adscribe la pureza de la identidad de las comunidades a los pueblos y a las zonas rurales.

Si tuviéramos que rastrear la adscripción al andalucismo antes de "los chanclas" tendríamos que remontarnos a la puntual canción protesta ( Jarcha) , la musicalidad del flamenco, al folklorismo estereotipado o incluso al rock sinfónico.

Lo que personaliza  a este grupo y les da carta de naturaleza en el andalucismo es que son los únicos que no necesitan insuflar contenido social político o intelectual a su reivindicación andaluza. La incorporan de forma epidérmica como parte de su realidad inmediata e irrenunciable y a través de ella llegan a su público de una manera fluída y natural   No necesitan recurrir a manifiestos ni a proclamas ideológicas  para manifestar  una intensa identidad,  lo hacen cantando.  Exhiben orgullosos tanto el habla andaluza, sus dichos, modismos y acentos como  las costumbres del mundo rural, con toda su gracia natural  y con sabiduría popular,

 Lo cierto es que el tiempo ha conferido una pátina intelectual a lo que otrora parecían letras intrascendentes.. Una revisión de sus letras confirma que han ganado lustre como los buenos vinos . No se valoraron como se debía, tal vez por haber  situado a la banda en el mismo saco de grupos que exhibían el gamberrismo y el humor como fácil recurso de obtención de popularidad y vacíos de contenido 

 Letras que están repletas de humor, metáforas y decenas de recursos expresivos perfectamente imbricados en el ritmo de sus versos. Su cadencia y el encadenamiento de estrofas imposibles que rozan el surrealismo, cobran su sentido en el discurso general,  y que muchas veces  resultan ininteligibles para los no andaluces. Narran escenas, situaciones y personajes costumbristas desde una perspectiva “pueblerina” tremendamente sugestiva e imaginativa, por lo que  no sólo adelantan temáticamente décadas a  lo que luego serán los exitosos monólogos del club de Comedia, sino que se convierten en  ejemplos de  la mejor poesía urbana finisecular - aunque pueda parecer contradictorio por la ruralidad que exhiben-  “humor poético y visión genuinamente sureña son las claves de su magia”  las definió Kiko Veneno. Begines va más allá y las entronca por su improvisación con el repentismo y el dadaísmo a la vez que  humildemente afirma  sólo pretender  “Hacer una buena música ligada con unas canciones desenfadadas”. y “cantarle a lo cotidiano, a lo absurdo, a lo surrealista y lo metemos todo en una batidora” .  

Todo ello, orquestado e integrado con unas melodías ricas que beben en fuentes del mejor rock sureño, el reggae, blues, country, pop, ritmos étnicos, rap y ligados a las esencias de la música  andaluza, cuya magnífica interpretación convierte algunas de las piezas en auténticas obras maestras del poprock español.

 Esta excepcional conjunción de letra y música  que Begines califica de “Comedia musical”, hace que estén a años luz tanto de de las fuentes agropoperas preexistentes en las que bebieron,  como de los que pretendieron posteriormente explotar su fórmula, productos ínfimos de gran ramplonería y zafiedad   (del rural de fines de los 70,  La charanga del tío Honorio Desmadre 75 o a la huella  clara en el  Koala,o Mojinos Escozíos) .

Habría que añadir para ser justos que en una valoración analítica de las letras de los chanclas,existe una dignificación del rural andaluz, normalmente denostado, que  logra más eficacia que cualquier maniobra normalizadora institucional . El patrocinio de la próxima gira por el genuino sponsor  Tomates de los Palacios es buena muestra de ello y marca la diferencia.

1919289_179062249951_5395291_n
 Grandes incógnitas en  torno a los 25 años de No me pises que llevo chanclas
 ¿Es tan poco atractivo el panorama actual que un grupo que fue etiquetado como simplemente "comercial" hace décadas hoy aparezca transmutado en una extraordinaria  banda de puro rock pop?  ¿Esta calidad siempre existió y pasó desapercibida  porque teníamos demasiados  recientes los míticos 80 como referencia o porque nos quedamos en la forma sin captar el fondo? ¿Tenemos los críticos que hecernos un harakiri por ser tan obtusos y no habernos percatado de la hondura del grupo? ¿ Puede ser que hayan  crecido tanto como músicos que han hecho que las letras brillen más lúcidas que nunca?
Sea lo que sea, sus conciertos de aniversario y todos los que vendrán encandilarán a su público  Un público al que no sólo no defraudarán, sino al que dejarán más convencido que nunca de que su fidelidad y la persistencia de sus temas  en la memoria no se articulaban solo en la ligazón a los capítulos de la juventud perdida, sino a a algo mucho más sólido. Nostalgia sí.. pero acompañada de una brutal dosis de calidad, de la que tal vez entonces no fueron conscientes y ahora lo serán y el disfrute será aún mayor.
Porque No me pises que llevo chanclas a través de un repertorio de canciones sin más pretensiones que divertir y compartir su arte, consiguieron que toda una generación de andaluces identificaran su ser y pertenencia a su tierra, exaltando de una manera artística y  auténtica los valores identitarios-etnográficos-musicales  de una comunidad que no necesita nacionalismos para reafirmarse. Valores que algún día catapultarán a la banda como se merece porque en estos veinticinco años aún sin ellos saberlo ni pretenderlo, estaban escribiendo con sus " intrascendentes"  canciones una de las páginas más brillantes de la historia de la música  andaluza.