El de los gallegos es el tercer acento más sexy para las españolas adúlteras

El gallego eleva la temperatura de las casadas.
El gallego eleva la temperatura de las casadas.

Según una web de contactos entre casados, las casadas infieles españolas dan la medalla de bronce a los sones y ritmos de la lengua gallega (nos referimos al idioma, claro).

El de los gallegos es el tercer acento más sexy para las españolas adúlteras

'Los acentos españoles que derriten a las casadas'. Así titula una web de contactos para cónyuges infieles un reportaje sobre los tonillos que, cual flautista de Hamelín, seducen a las adúlteras españolas para conducirlas desde la toalla playera o la barra del bar de moda a la habitación del hotel. Lo de 'adúlteras' no es cosa nuestra. Dicha web 'nexológica', Gleeden.com, se ha limitado a encuestar a mujeres casadas que, de vez en cuando (o más), se dan un homenaje extramarital. O sea, sus clientes.

'Coincidiendo con el inicio de las vacaciones, os traemos el ranquing de los acentos de nuestro país que más seducen a las mujeres casadas. Una pequeña vuelta a la España más seductora', avanzan en la web que manufactura colecciones de hermosas cornamentas. Pero vamos sin más demora a los resultados.

El acento fuerte y 'chulesco' de los madrileños se lleva el gato al agua. A los 'gatos' de la capital, las infieles españolas les dan la medalla de oro. 'Ej que' los chulapos las ponen a cien. En Gleeden matizan que en Madrid tienen gracia, "pero sin llegar a parecer pasotas".

La segunda plaza es para los canarios, que las adormecen con su acento moroso y narcótico, 'con reminiscencias del español caribeño'.  A diferencia del madrileño, más brusco, 'muchas mujeres lo califican como dulce y cariñoso'.

Y, por fin, la tercere plaza: 'Es innegable que el acento gallego tiene mucha musicalidad, al igual que otros como el italiano o el argentino. Se trata de un acento dulce y tierno, unos atributos que hacen soñar a gran parte de las casadas españolas'. ¿Atributos?, ¿pero no estábamos hablando de acentos?

Si avanzamos en la clasificación, los andaluces van justo detrás de los gallegos (¡Toma ya!, ahora vas y lo cuentas); los vascos, detrás de los asturianos; los catalanes en la cola del pelotón (desde lo de Pujol no es el acento de moda, aunque a la 'famiglia' del 'honorable' le sirviera para camelar a más de uno); y los últimos, con el farolillo rojo, son los aragones: '¡Chufla, chufla, que como no te apartes tú!'. Es lo que tienen, que son un poco tercos, y eso echa para atrás.

Con estos resultados, me van a perdonar, pero yo me alegro de que el calor del verano no agarre en estas tierras. Con el acento seductor de los gallegos, con más playa que los madrileños y con más gastronomía que los canarios, si aquí brillase el sol de mayo a octubre, en Galicia no cabría ni un alfiler. Y tampoco es eso...

El de los gallegos es el tercer acento más sexy para las españolas adúlteras
Comentarios