Buscar

MUNDIARIO

Un gallego en la Marca España

Brais Alonso “convirtió” al celtismo a sus alumnos de Shanghai, a quienes sedujo para grabar un video de apoyo coral al Celta de Vigo. El Alto Comisionado de Exteriores incluyó imágenes en su spot institucional Spain Everywhere.

Un gallego en la Marca España
Brais Alonso con sus alumnos chinos. / Mundiario
Brais Alonso con sus alumnos chinos. / Mundiario

Firma

Xoán Dou

Xoán Dou

El autor, XOÁN DOU, es colaborador de MUNDIARIO, donde analiza la actualidad. @mundiario

Alfonso Dastis Quecedo, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación le preguntaba con la mirada a Carlos Espìnosa de los Monteros, su subordinado al frente del Alto Comisionado para la Marca España quién era aquel hombre de color, tan bien trajeado, pero sin compañía alguna. De hecho, todo el mundo se fijaba en él durante la presentación del video institucional  Spain Everywhere, el pasado martes en el salón de actos del flamante Palacio de Viana, en la capital del Estado. Se trata de un spot promocional que recorre  localizaciones tan diversas como Washington, Tokio, París, Moscú, Río de Janeiro, Shanghai o la Antártida. Hasta el último rincón del planeta en el que España está presente con su cultura, costumbres, gastronomía, arte, empresas, tradición, ingenio, talento, solidaridad y, por supuesto, su innovación y tecnología.

Fue su directora de comunicación, la periodista y escritora viguesa, Magis Iglesias, quién sació la curiosidad del ministro. El enigmático caballero que no tenía con quien hablar era Emanuel Moses Onasaa.

Emanuel con el ministro de Exteriores Alfonso Dastis. / MundiarioEmanuel Moses –representante de Brais Alonso– con el ministro de Exteriores Alfonso Dastis. / Mundiario

Un tanzano, negro azabache, que acaba de cursar un máster de dirección de comercio internacional en el ESIC Business & Marketing School de Pozuelo (Madrid). Estaba allí en representación de su compañero de curso, el gallego Brais Alonso Bargiela, cuya aportación al vídeo de la Marca España había levantado admiración entre sus responsables.

Pero más admiración aún ha levantado en Galicia, su tierra,  el ingeniero medioambiental que lleva en China desde agosto del año pasado. Allí llegó forzosamente para reconvertirse por falta de salida laboral en su especialidad, y allí continúa disfrutando de una de las tres becas concedidas por la prestigiosa Escuela de Negocios en la que conoció a Onasaa.

Vídeo de promoción de Marca España para 2017. / TVE

Cooperante de una ONG educativa

El becado Brais Alonso fue enviado a tierras chinas, a la Universidad de Shanghai para hacer prácticas relacionadas con su reciente máster y cursar un Executive MBA. El caso es que en su tiempo libre, que es mucho, Brais Alonso aceptó cooperar desinteresadamente con una ONG en la localidad próxima de Guangde. Allí va cada semana a impartir clases de inglés a niños de familias desestructuradas o desfavorecidas. “Voy –relata a MUNDIARIO– a diferentes colegios de la zona. A donde me piden que lo haga. Las aulas son para cincuenta o más alumnos. Y cada semana estoy con no menos de 500 niños”. Así que Brais Alonso, un viajero empedernido que ha estado en más de 35 países y trabajado en no menos de media docena de ellos, les quiso contar a sus alumnos cómo era la Navidad en Europa y cómo era de incierto que en la Liga de fútbol española sólo hubiera dos equipos. Les habló del Celta de Vigo; a fin de cuentas es presidente de la Peña Celtista O Milladoiro (Ames, A Coruña) y socio del club “de toda la vida”. Los convocó a un concurso para ver quién dibujaba mejor el escudo celeste. Premió a los más originales. Y, finalmente organizó una especie de flashmob.

En la grabación, un centenar de escolares chinos, coreaban, con disciplina e inusitada pasión, el grito de guerra “¡Celta, Celta!” mientras aporreaban acompasadamente los pupitres. Habían tenido que aprender de su profesor a pronunciar el nombre del equipo y el de algunos jugadores. Superada la prueba pudieron celebrar con su mentor que aquel día se produjo la clasificación del equipo vigués para los dieciseisavos de final de la Europa League.

Niños chinos animando al Celta de Vigo de manera apasionada.

El Celta y los hoolingas chinos

El video causó sensación y se hizo viral en las redes. A tal punto que llegó a manos de la Marca España, que lo preseleccionó en diciembre cuando trabajaban en la elaboración de su spot institucional. Finalmente, los responsables de la grabación incorporaron imágenes de la experiencia de nuestro gallego en China a su Spain Everywhere. En él aparecen también episodios de rescate de las fuerzas armadas, la misión científica de la Antártida o el tren de alta velocidade de Arabia Saudí, así como artistas, cooperantes, y diferentes profesionales en diversas actividades. Así pues, que los escasos segundos en los que aparece Brais Alonso Bargiela con sus alumnos chinos fueran elegidos junto a este abanico tan representantivo, no deja de tener su mérito.

Da la casualidad, además, de que sólo una ciudad española, Vigo, y un club de fútbol, el Celta, son los únicos que aparecen en el video. Y prácticamente el único audio que existe en la grabación es donde se escucha, con fuerza y nitidez, aquel "¡Celta, Celta!" que, reproducido un día antes del partido de Copa del Rey contra el Madrid, explica, sin duda, el histórico resultado a favor de los celtiñas. Porque Spain Everywhere, producido por TVE, es una sucesión de imágenes con épica música de fondo, sólo interrumpida por asiáticas gargantas infantiles convertidas rendidamente al celtismo.

Los niños chinos del Celta de Vigo. / MundiarioLos niños chinos del Celta de Vigo. / Mundiario
Comunicaciones complicadas con China
Lo que son las cosas. La censura china y la paupérrima velocidad de conexión en aquel país han impedido a Brais Alonso poder ver el video de la Marca España, como le imposibilitan entrar en cualquier web occidental o ver cada semana los partidos del Celta. Se tiene que conformar con los comentarios que le entran por whatsapp. Por esa vía le han llegado más de mil felicitaciones por los videos. Incluidos los mensajes de varios jugadores y del cuerpo técnico. “Para mi –confiesa a MUNDIARIO– es un orgullo y una manera de acortar la distancia de miles de kilómetros que hay entre China y Galicia. A fin de cuentas, mi corazón sigue ahí”.
Naturalmente, Emanuel Moses fue finalmente presentado al expectante ministro.  Mientras les deslumbraban los flashes de las cámaras, el elegante africano lo puso al corriente  no sólo de las aptitudes y virtudes de su colega Brais Alonso y de cómo ideó y elaboró el video, sino de que próximamente será nombrado nada menos que cónsul de Tanzania en Madrid.