El fuego en Gran Canaria ha obligado ya a evacuar hasta a 9.000 personas

Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. / Twitter
Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. / Twitter
El siniestro se sigue extendiendo pero las autoridades locales esperan que una caída de la temperatura en los próximos días ayude a controlarlo.
El fuego en Gran Canaria ha obligado ya a evacuar hasta a 9.000 personas

De 60 kilómetros es ya el perímetro del incendio que consume desde el sábado a la cumbre de Gran Canaria. Eso equivale a 6.000 hectáreas reducidas a cenizas y casi 9.000 personas desalojadas de hasta 50 núcleos de población de ocho municipios en la isla, explica El País. Las autoridades avisan de que podrían darse nuevas evacuaciones si el sinistro alcanza Mogán y probablemente los vecinos desalojados deban pasar un tiempo más lejos de sus hogares. Las llamas siguen descontroladas y los servicios de extinción intentan aplacarlas antes de que alcancen al Parque Natural de Tamadaba.

No obstante, los pronósticos del tiempo invitan al optimismo, explicó Ángel Víctor Torres, presidente de Canarias, pues se estima que la tempertaura ambientan bajará en las próximas horas. El operativo de extinción que se lleva a cabo en el lugar de los hechos es el más grande jamás desplegado. Así lo presumió Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, quien viajó a la isla. El ministro explicó que para este martes se esperan los refuerzos de hasta cuatro nuevas aeronaves. "El despliegue de medios para sofocar este incendio es de los más importantes realizados en los últimos años tanto en Canarias como en España y que la prioridad es evitar pérdidas de vidas humanas, así como minimizar los daños materiales y humano", dijo.

A la vez, Planas admitió que se vive un momento "crítico" en la lucha contra el incendio y agradeció el apoyo otorgado por el Estado para salir adelante. En horas de la noche, el fuego obligó a evacuar nuevas poblaciones, incluidas el caso urbano de Vallesco en su totalidad, el barrio de El Carrizal de Tejeda; así como los barrios de El Valle y El Risco. Las poblaciones más recientes en haber sido desalojadas fueron Saucillo, Gáldar, Piletas y Troya.

Este incendio ha dejado ya un serio daño en el lugar, habiendo consumido varios espacios naturales, incluido el parque de Tamadaba. De momento no se conocen víctimas humanas pese a que en algunas zonas se han consumido también viviendas. En las laboras para aplacar el incendio se han envuelto hasta 600 personas en las últimas horas, llegando ya a más de 1.000 desde el sábado.

Las labores se enfocan en evitar que las llamas alcancen Agaete y La Aldea, así como Tejeda, donde el fuego no cede pese a los trabajos de extinción, según explicó Florencio López, jefe de la Dirección General de Seguridad del Gobierno local. En Agaete y La Aldea, justo donde esta Tamadaba, solo se puede llegar vía aérea, ya que por tierra el riesgo es demasiado alto.

En las zonas más habitadas, las llamas se han contenido en estas horas recientes, explicó López. Hay zonas del pinar de Tamadaba que todavía se mantienen intactas y que no han sufrido ningún daño, por lo que el fuego se mueve de forma controlada pero el viento tendrá la última palabra. Torres explicó que en las próximas horas las temperaturas bajarán, subiendo en consecuencia la humedad, lo cual colaborará para que el fuego sea controlado.

Según el censo oficial de distintos barrios afectados por las evacuaciones, la totalidad de personas evacuadas es de 9.000. 400 han sido enviados a albergues provisionales en San Mateo, Teror, Gáldar, Moya, Agaete y Tunte, explica El País.

Los servicios de socorro se han mantenido al tanto de las 40 personas a las que debieron evacuar la noche del domingo. Se les dará autorización de volver en cuanto la situación esté nuevamente bajo control o extinta directamente. @mundiario

El fuego en Gran Canaria ha obligado ya a evacuar hasta a 9.000 personas
Comentarios