La Fiscalía se negará a rebajar ciertas penas en aplicación de la ley del ‘solo sí es sí’

Irene Montero, ministra de Igualdad. / RR SS.
Irene Montero, ministra de Igualdad. / RR SS.
El fiscal general del Estado presentó un decreto que fue enviado a todos los fiscales como un intento de unificar un solo criterio en torno a la división derivada por Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual.
La Fiscalía se negará a rebajar ciertas penas en aplicación de la ley del ‘solo sí es sí’

A partir de ahora la Fiscalía se opondrá a rebajar las penas a los agresores sexuales cuyas condenas estén dentro de la horquilla prevista para ese delito por la ley del solo sí es sí, pese a que la nueva norma permita también penas más bajas. Así lo ordenó este lunes el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, por medio de un decreto enviado a todos los fiscales en un intento de unificar criterio en los casos de revisión de penas derivadas de la entrada en vigor de la Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual.

La instrucción de la Fiscalía avala entonces la vigencia de la disposición transitoria quinta del Código Penal de 1995, la cual establece: “En las penas privativas de libertad no se considerará más favorable este Código cuando la duración de la pena anterior impuesta al hecho con sus circunstancias sea también imponible con arreglo al nuevo Código”.

Con esta intervención, el fiscal general busca acabar con la disparidad de criterio entre los fiscales detectada por ahora en las revisiones de sentencia derivadas de la entrada en vigor de la nueva ley. Sin embargo, en algunos casos el ministerio público apoya la rebaja de las condenas siempre que la nueva norma contempla castigos más leves dicho supuesto. En cambio, la Fiscalía se está oponiendo a que se modifique siempre que la pena impuesta con la anterior ley siga dentro de la horquilla que permite el nuevo texto para ese supuesto. El decreto emitido por la Fiscalía a todos los fiscales de España converge con la última interpretación. 

La instrucción del fiscal implica que el ministerio público solo apoyará la revisión de sentencias cuando la pena impuesta con la anterior legislación “exceda en abstracto” de la que correspondería imponer en aplicación de la mencionada nueva ley. En dichos casos, la reducción del castigo es obligado por el principio de la retroactividad de la ley penal del reo, la cual obliga a la aplicación al condenado de la ley más favorable. 

Para el resto de los casos, los fiscales van a oponerse a reducir los castigos. Esto contempla que el ministerio público informará en contra de rebajar la pena en caso de que se le haya impuesto con la antigua norma y sigue estando dentro de la paleta fijada por la ley del solo sí es sí para esa conducta, cuestión que implica rechazar la reducción en todos los supuestos que puedan quedar dentro de los tramos intermedios de pena de ley antigua y de la nueva. En la misma línea, los fiscales tampoco avalarán la rebaja de las penas mínimas impuestas de acuerdo a la anterior ley y aunque la nueva ley contemple penas minímas para ese delito, siempre que la pena impuesta al condenado en la primera sentencia entre los tramos marcados por el nuevo texto. 

“Como regla general, no procederá la revisión de las condenas firmes cuando la pena impuesta en la sentencia también sea susceptible de imponerse con arreglo al nuevo marco legal resultante de la reforma. Se evitará la adaptación automática de las penas anteriormente impuestas en proporción aritmética al nuevo marco punitivo”, dice el decreto de la Fiscalía General.

La Fiscalía se negará a rebajar ciertas penas en aplicación de la ley del ‘solo sí es sí’
Comentarios