Buscar

MUNDIARIO

Francia autoriza el uso del tratamiento a base de cloroquina contra el coronavirus

La polémica terapia ha sido propuesta por el profesor e infectólogo francés Didier Raoult y ha sido aprobada este jueves por el Ministerio de Salud de la nación para pacientes con coronavirus que se encuentran hospitalizados.

Francia autoriza el uso del tratamiento a base de cloroquina contra el coronavirus
Coronavirus. / Pexels.
Coronavirus. / Pexels.

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Francia ha dado luz verde este jueves al uso del polémico tratamiento a base de cloroquina -una medicación utilizada contra la malaria- propuesto por el profesor e infectólogo francés Didier Raoult para frenar el coronavirus.

El Ministerio de Salud de la nación ha informado que la terapia comenzará a hacer administrado en pacientes con coronavirus que se encuentran hospitalizados.

“La hidroxicloroquina y la combinación de lopinavir/ritonavir pueden ser dispensadas y administradas bajo la responsabilidad de un médico a pacientes afectados por COVID-19, en los establecimientos de salud que se encargan de ellos, así como, para la continuación de su tratamiento si su condición lo permite y con la autorización del médico inicial, en el hogar”, expone el comunicado publicado por el organismo.

En esa línea, el ministerio ha destacado que la Agencia Nacional para la Seguridad de Medicamentos y Productos de Salud es “responsable de elaborar un protocolo para uso terapéutico destinado a profesionales de la salud y establecer los términos de información adaptados a la atención de pacientes”.

La autorización del tratamiento llega en medio de apoyos y dudas entre la comunidad científica, luego de que Didier Raoult asegurara que había logrado eliminar el 75% de los síntomas de la Covid-19 en 24 pacientes tratados con el fármaco indicado en la prevención de la malaria, y en determinadas enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico. @mundiario