Buscar

MUNDIARIO

La formación digital es fundamental para los jóvenes

Los estudios señalan que la juventud está perdiendo el norte tecnológico y se están convirtiendo en huérfanos digitales.

La formación digital es fundamental para los jóvenes
Niño con tecnología, nativo digital. / Pixabay.
Niño con tecnología, nativo digital. / Pixabay.

La era tecnológica sigue creciendo de manera vertiginosa, esto genera que más dispositivos estén al alcance de las generaciones más jóvenes que son conocidas como nativos digitales. Sin embargo, varios estudios señalan con alarma, que la formación digital se está perdiendo y que los jóvenes no están usando con responsabilidad a las nuevas tecnologías.

El error se debe a que pensamos que la generación de los nativos digitales viene aprendida y educada. Y no es así, al igual que en la educación común, es necesario guiar a los niños para inculcarles los valores que deben expresar el mundo del Internet. Los nativos digitales son aquellos que nacieron a partir de los noventas, y son considerados la generación que vino de la mano con el móvil y las tabletas.

Muchos padres y profesores no hacen caso al uso que le dan a los dispositivos. Pero obvian el hecho de que los aparatos tecnológicos son una ventana infinita de aprendizaje, descubrimientos, aventuras y comunicación. Todo esto, puede perderse si los jóvenes no le dan un correcto uso y empiezan a indagar en cuestiones impropias y a esparcirlas por la red. Eso en el peor de los casos, usualmente, la juventud se detiene a utilizar las mensajerías y a subir fotos o vídeos en las redes sociales, descartando cualquier otro uso que puedan darle a los aparatos.

Los nativos digitales ignoran por completo las capacidades que tienen los aparatos que llevan, es decir, no saben tan siquiera de aplicaciones como Google Docs, Dropbox o utilizar las herramientas Office. Por ello, los supuestos nativos, se han convertido en huérfanos digitales, de la inexperiencia y la falta de guía que están recibiendo por parte de sus padres y maestros.

Un factor que arrastran y que los coloca como objetivo, es que ignoran la importancia de la seguridad en el Internet. Suelen compartir sus claves, pasan información errónea o descargan aplicaciones peligrosas. Los padres deben de tomar en cuenta que ahora el empleo está sujeto a, no solo un título y saber idiomas, sino a saber manejar redes, documentos y aplicaciones.

Así que maestros y padres tienen que apresurarse a enseñar el amplio mundo de la era digital, que va más allá del Facebook y del WhatsApp; para que los jóvenes dejen ser unos huérfanos y realmente estén preparados para el futuro tecnológico.