La presunta millonaria donación del rey Juan Carlos a Corinna Larsen que investiga la Fiscalía suiza

Juan Carlos y Corinna zu Sayn-Wittgenstein / Mundiario
Juan Carlos y Corinna zu Sayn-Wittgenstein / Archivo Mundiario
Los documentos donde se reflejan estos pagos se encontraron en los registros que el fiscal jefe del cantón de Ginebra efectuó en esa ciudad, en los despachos del gestor de fondos ginebrino Arturo Fasana y del abogado y del abogado Dante Canonica. 
La presunta millonaria donación del rey Juan Carlos a Corinna Larsen que investiga la Fiscalía suiza

El fiscal suizo Yves Bertossa investiga desde el verano de 2018 una donación multimillonaria que recibió Corinna Larsen, antigua amiga de Juan Carlos I, desde una cuenta suiza vinculada a una fundación panameña, según señalan varias fuentes cercanas a las pesquisas judiciales suizas revela El País. En esa línea, los documentos donde se reflejan estos pagos se encontraron en los registros que el fiscal jefe del cantón de Ginebra efectuó en esa ciudad en los despachos del gestor de fondos ginebrino Arturo Fasana y del abogado y del abogado Dante Canonica, ambos vinculados a la trama societaria ahora bajo escrutinio de la Fiscalía. Fasana fue además investigado en el marco de la trama Gürtel por haber movido fondos del principal implicado, Francisco Correa.

De la misma manera, refieren que Bertossa llamó a declarar el pasado 19 de diciembre, en calidad de investigados (prevennu), a Corinna Larsen, a Fasana, a Canonica y a los representantes de la banca privada Mirabaud. Esta última es la entidad jurídica donde se encontraba la cuenta desde la que partió la supuesta donación ingresada a nombre de Larsen en otro banco del paraíso fiscal de Bahamas. Al mismo tiempo, otras fuentes de la investigación, Larsen ha justificado el origen del dinero con documentos que acreditarían que todos los fondos recibidos proceden de una donación de una fundación panameña, que transfirió el dinero en 2012.

Por su parte, el abogado de Larsen, Robin Rathmell, ha asegurado a preguntas del periódico: “En 2012 nuestra cliente recibió un regalo no solicitado del Rey emérito, quien lo describió como una forma de donación para ella y para su hijo, con los cuales se había encariñado. Había pasado varios años de mala salud durante los cuales nuestra cliente lo cuidó. La donación se documentó como un regalo y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida sobre los fondos. Nuestro cliente no tiene lugar en estos procedimientos y aguardamos su pronta conclusión”. De acuerdo con la documentación acumulada por Bertossa, el patrimonio de la fundación desde la que partió la donación a Larsen, unos 100 millones de dólares, procedía de otra donación, realizada en 2007 por el ministerio de Finanzas de la casa real saudí al beneficiario de la cuenta en el banco Mirabaud. En aquel momento el monarca saudí era Abdalá bin Abdulaziz, fallecido en 2015. Este y otros datos sobre esta cuenta y sus movimientos figuran en la comisión rogatoria enviada por Bertossa al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, según señalan varias fuentes judiciales.

En ese sentido, Bertossa investiga si el dinero recibido en la cuenta de Corinna Larsen tiene alguna relación con la adjudicación de las obras del AVE a la Meca, que fueron realizadas por un consorcio de empresas españolas. La defensa de Larsen, en un escrito enviado al fiscal el pasado 12 de noviembre y al que ha tenido acceso este diario, lo niega tajantemente y asegura que se trata de una donación. El abogado de Larsen, , que pide que se llame a su cliente Corinna zu Sayn-Wittgenstein, aseguró a este diario: “Por separado, el acuerdo AVE, que merece ser objeto de tanta investigación y en el que nuestra cliente no participó, no tiene conexión con estos fondos. Una mirada rudimentaria a la cronología del origen de los fondos muestra esto claramente”. @mundiario

La presunta millonaria donación del rey Juan Carlos a Corinna Larsen que investiga la Fiscalía suiza
Comentarios