El Ficcionario inventa un remedio para acabar con todos los plagios

plagio_opt
Fernando Suárez, exrector de la URJC, copió -pese a su empeño en nunca reconocerlo- decenas de páginas de otros investigadores en varias publicaciones. /iaiTV

La tendencia de la universidad española frente al investigador copión es mirar para otro lado e intentar tapar las vergüenzas, en lugar de promover el control preventivo y limpiar la institución de miembros tan poco honorables.

El Ficcionario inventa un remedio para acabar con todos los plagios

La intervención semanal del Ficcionario pivota esta vez sobre la complacencia del estamento universitario con los trabajos presuntamente originales que resultan ser copiados. También se aborda la injustificable desigualdad de las promesas carnales del paraíso musulmán para hombres y mujeres y la imposible redención de los narcos a través de la adquisición de obras de arte.

phiel. Piel que destila amargura y resentimiento.

philar. Elemento en que se soporta el discurrir o inferir unas cosas de otras.

phincharse. 1. A propósito de una herida producida por clavarse la punta de un objeto o utensilio en cierta parte del cuerpo, circunstancia de inflamarse. 2. A propósito de un balón, globo o neumático, la acción inversa: inflarse y después pincharse.

phornografía. Conjunto de actividades sexualmente obscenas que se cuecen en lo calentito de los fogones. No es difícil, por ejemplo, sorprender a los panaderos con las manos en la masa... y a la masa hinchándose de gusto.

phurgarse. Limpiarse la nariz extrayendo los mocos con un dedo.

phurísima. Dícese de la hurí caracterizada por su incuestionable castidad. El concepto mitológico de las 72 vírgenes (hurí) guarda relación con un aspecto de la Yanna o paraíso islámico basado en el texto del Corán en el que se describe un mundo surcado por ríos de agua, leche, vino y miel, donde los creyentes son recompensados ​​con hermosas doncellas de turgentes senos con forma de pera. Este paraíso prometido espera tras la muerte, entre otros, a quienes hayan dado su vida por Alá en el combate de la yihad o guerra santa; lo que quizá explicaría, al menos en parte, la facilidad con la que el Estado Islámico ha reclutado decenas de miles de fanáticos en los círculos más fundamentalistas del mundo musulmán. Cuando alguien está convencido de que existe un paraíso desbordante de placeres materiales donde aguardan alegrías carnales de tan extraordinario nivel ("un placer cientos de veces mayor que el terrenal") resulta menos probable temer a la muerte. A diferencia de la concreción numérica que aportan los hadices, el Corán no especifica el número de vírgenes que recibirá cada varón justo, ni tampoco restringe el premio a los combatientes de la yihad; pero hay indicios de que la entrega de esposas vírgenes a los santos varones será numerosa. Por cierto, ningún placer semejante hay previsto que aguarde a las mujeres que accedan al paraíso. A lo sumo, las mujeres recibirán en el paraíso un solo hombre "con el que estarán satisfechas".

picardia. Ritmo de las contracciones cardíacas que multiplica por 3,1416 su frecuencia normal. La picardia revela un estado de exagerada hipertensión.

pinarcoteca. Galería de pinturas adquiridas con dinero procedente del narcotráfico. La increíble colección del narco Pablo Escobar, que reflejaba su predilección por Fernando Botero, llegó a estar valorada en 1500 millones de dólares, aunque a día de hoy todavía se desconoce su paradero. Se cree que el narcotraficante colombiano se sirvió del arte para blanquear el dinero ilícito, adquiriendo para tal fin pinturas y dibujos de artistas de la talla de Picasso o Dalí.

pinguino. Diminutivo cariñoso de pingo.

piójeno. Aplícase a lo que produce piojos.

piramide. Persona que se encarga de ajustar las dimensiones de la pira a las del cadáver, con el objeto de que se queme adecuadamente.

pirhopo. Cumplido que recibe el rabo o cola que, como el del zorro, tiene mucho pelo.

pirrico. Dícese del triunfo o victoria que deja pobre al rico.

pistórico. Se dice del pis que por su duración y alcance ha hecho historia, mereciendo ser representado en pintura.

pithorrearse. Burlarse de un hórreo, por ejemplo, dirigiéndole falsos halagos.

plagicida. Sustancia química inventada para, mediante la fumigación de los campus universitarios, acabar con todos los plagios. Y a fe que en España, por la dimensión y trascendencia del problema, haría falta algo así. Casos como el de Fernando Suárez, exrector de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, quien de manera comprobada copió (pese a nunca reconocerlo, en esa peculiar obstinación que, aparte de en innobles convierte a tantos personajes públicos en mentirosos), con erratas incluidas, decenas de páginas de otros investigadores en varias publicaciones, y la actitud de connivencia del consejo de gobierno que presidía (en el que sólo dos miembros de un total de 50 pidieron su marcha por tan indigno motivo) ejemplifican a la perfección la tendencia de la universidad española cuando un episodio así se destapa: mirar para otro lado e intentar tapar las vergüenzas, para que todo quede en casa, en lugar de promover el control para evitar que suceda, limpiar la institución de miembros tan poco honorables y afear, públicamente si cabe, su conducta. Como habitualmente se hace en Alemania o el Reino Unido. @mundiario

El Ficcionario inventa un remedio para acabar con todos los plagios
Comentarios