Buscar

El Ficcionario habla de verdad y mentira en sentido extraoficial

Que una información oficial esté revestida de mayor veracidad que otra extraoficial no significa que por intereses "superiores" a la verdad no existan ocasiones en que los gobiernos mienten o no dicen toda la verdad.

El Ficcionario habla de verdad y mentira en sentido extraoficial
Niña iraquí en un orfanato. Las madres, como la verdad, también mueren en las guerras.
Niña iraquí en un orfanato. Las madres, como la verdad, también mueren en las guerras.

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

La teoría de la verdad como correspondencia entre los dichos y los hechos se remonta a Aristóteles, para quien "decir de lo que es que no es, o de lo que no es, que es, es falso", mientras que "decir de lo que es que es y de lo que no es que no es, es verdadero". Con la corrupción de por medio, el Ficcionario de esta semana se fija en algunos casos en que la verdad oficial es, simplemente, mentira; y la mentira extraoficial, verdad.

oficcial. Versión que de un acontecimiento da la autoridad competente cuando falta a la verdad y, de acuerdo con sus intereses, se la inventa. Una repetida verdad official fue, en tiempos de Zapatero, negar que la crisis económica hubiera llegado a España; otra más actual y clamorosa, en tiempos de Mariano Rajoy, es decir que la crisis ya ha pasado y vivimos tiempos de feliz recuperación económica (¿para quiénes?). En principio, y frente a toda suerte de rumorología sin respaldo sólido, una información oficial está revestida de mayor veracidad que otra extraoficial, dado que es comunicada por un agente al que se supone credibilidad y competencia en el ámbito de que se trate. Pero eso no significa que por intereses "superiores" a la verdad (fundamentalmente electoralistas, pero también relacionados con el control social, la seguridad de la población, el ventajismo en un conflicto bélico, etc.) no existan ocasiones en que los gobiernos mienten o no dicen toda la verdad. Aquí cobra importancia el valor periodístico de la investigación, que se completa a través de distintos medios de consulta, incluidas las fuentes extraoficiales. Un ejemplo paradigmático que refiere la confrontación entre la verdad oficcial y la investigación periodística fue el "caso Watergate", que provocó la única dimisión de un presidente de EE.UU. en su historia. El 17 de junio de 1972 cinco personas entraron de modo ilegal en el cuartel general del Partido Demócrata, ubicado en el edificio Watergate de Washington D.C. Los intrusos fueron sorprendidos mientras intentaban robar una serie de documentos e instalar aparatos de escucha. La Casa Blanca, mintiendo, negó cualquier relación con los hechos, pero dos periodistas del diario Washington Post, Bob Woodward y Jonathan Bernstein, avanzaron la noticia de que el intento de robo en la sede demócrata había sido financiado con fondos provenientes del Comité para la Reelección del Presidente (CRP), la organización oficial de la campaña electoral de Nixon y el Partido Republicano. Los descubrimientos hechos por la prensa y las investigaciones judiciales, a las que muchas veces Woodward y Bernstein se adelantaron -su fuente, Garganta profunda, era un director adjunto del FBI-, hicieron que el Congreso y el Senado de Estados Unidos, pese a la fuerte resistencia del gobierno, abrieran una investigación que finalmente demostró que el presidente Richard Nixon había intentado que la CIA convenciera al FBI para que no investigara el incidente y de este modo encubrir a los responsables. A raíz de la escucha de una serie de grabaciones, se destaparon asimismo otros múltiples tejemanejes que incluían el espionaje a políticos de la oposición y a personas o funcionarios considerados sospechosos, así como el hecho de que grandes compañías habían financiado ilegalmente la campaña del Partido Republicano.

oficcina. Despacho de una empresa o institución desde el que se lleva, en una caja B, la contabilidad extraoficial. La contabilidad del Partido Popular, revelada por su extesorero Luis Bárcenas, se gestionaba en Madrid desde la oficcina de la calle Génova. Hoy sabemos que otras importantes sedes territoriales del partido gobernante, como las de la Comunidad Valenciana, también se diseñaban a priori con la estructura de doble despacho. Una diferencia importante respecto del "caso Watergate" es que, pese a toda la evidencia existente de querer ocultar el hecho probado de la financiación ilegal del PP (con episodios tan reveladores como la destrucción de los discos duros de Bárcenas) y la parálisis permanente de un gobierno lastrado por la corrupción, su presidente Mariano Rajoy, a diferencia de Nixon, en modo alguno se plantea dimitir.  

ogiba. Joroba cargada de explosivos que se desprende de los camellos cuando éstos alcanzan su máxima velocidad, actuando como un proyectil. En relación con este invento, los servicios de seguridad norteamericanos han detenido al súbdito español Pedro Medario, acusado de colaborar con Al Qaeda.

¡ohmero! Expresión de admiración con que los peces saludan al fundador de la historia piscícola marina.

ojaldre. Masa compuesta de harina, mantequilla, sal y agua en la que se hacen una serie de rajas para pasar por ellas los botones.

ojetivo. Finalidad que en tiempos de la dictadura franquista perseguía la Organización Juvenil Española (OJE). El ojetivo básico era inculcar con firmeza los Principios del Movimiento, que no tenían nada que ver con Newton sino, curiosamente, con los deseos del Caudillo de no moverse del poder.

Ojino (método de). Método contraceptivo basado en el principio según el cual es posible calcular a ojo los días del ciclo menstrual en que la mujer no resulta fecundada. Pertenece a esa clase de cábalas expuestas a pequeños errores de grandes consecuencias, sobre todo cuando alcanzan 14 o 15 años de edad.

olandesa. Elevación ondulante que se forma cuando se perturba la superficie de las aguas del país de los tulipanes.

olding. (angl.). Empresas de la 3ª edad que se agrupan para reclamar un subsidio del Estado.

oldvidar. (angl.). Perder la memoria, por razón de la edad, en la senectud. Cuando la pérdida es total se utiliza la voz allvidar.

oleajinoso. 1. Se dice de lo que tiene aceite y ajos, como el ajoaceite. 2. Y también del oleaje que resulta cuando la superficie del agua, debido al untamiento exagerado de las masas de bañistas, se recubre de una capa aceitosa. Hemos de aclarar, no obstante, que aunque parezca mentira, el untamiento no se refiere en este caso a un soborno. @mundiario