Buscar

El Ficcionario cambia una letra de la Constitución y resucita el III Reich

¿Qué pasaría si en la Constitución, cuando se habla de la "nación española", cambiáramos la ce por la zeta? Ipso facto quedaría anulada la voluntad de establecer la justicia, la libertad y el bien para cuantos la integran.

El Ficcionario cambia una letra de la Constitución y resucita el III Reich
Simulación de la bandera de España con la cruz gamada.
Simulación de la bandera de España con la cruz gamada.

Firma

Luis Calero

Luis Calero

Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Salamanca. Profesor de filosofía, ha publicado Catecismo pedagógico (Ed. Aguaclara, 1999), Ficcionario (Ed. Aguaclara, 2006) y Absurdo literal (Ed. Neopàtria, 2015). Colabora en MUNDIARIO, donde mantiene la sección El Ficcionario Ortográfico.

El Ficcionario no es un ente inmovilista, pero tampoco es lo suficientemente ingenuo como para creer que todo cambio siempre es a mejor. En esta entrega, trufada en una u otra medida por las preocupaciones en torno a los prejuicios raciales, ironiza sobre las grandes consecuencias que podría tener un pequeñísimo cambio en la Constitución.

multitudenario. Nombre que recibían los multimillonarios en la Roma antigua. En una supuesta lista Forbes de la época, uno de sus primeros lugares lo ocuparía el hábil y codicioso Marco Licinio Craso (114 a.C.- 53 a.C.), que ya entonces se dedicaba a la especulación inmobiliaria negociando con indiscutible ánimo de lucro la venta de mansiones requisadas. Cuenta Plutarco que "cuando Sila se apoderó de la ciudad y puso a la venta las propiedades de los que iban pereciendo a sus manos, ya que las consideraba y denominaba botín y quería que la mayoría de los notables compartieran este sacrilegio, Craso no se abstuvo de coger ni de comprar», lo que en aquel tiempo le convirtió en el hombre más rico de Roma, igualado con su rival Pompeyo y tan sólo superado después por el emperador César Augusto. A pesar de su proverbial riqueza, que le sirvió para prestar apoyo financiero y político al joven Julio César, Craso ansiaba sobre todo la gloria militar, lo que le llevó a dirigir una campaña contra los partos, en una de cuyas batallas encontró la muerte.

nabajo. Miembro de escasa estatura de una tribu amerindia que habita en Arizona y Nuevo México.

nabal. Relativo a los nabos. Uno de los momentos más recordados del Buscón de Quevedo es, precisamente, la "batalla nabal", una pelea a golpe de hortalizas en la que se ve envuelto don Pablos con unas verduleras en un mercado.

nabarro. ¡Vaya manera más estúpida de enfangar un gentilicio!  Esto no lo ampara ni el capote de San Fermín.

nabío. Nabo grande que navega por el mar.

nacismo. Doctrina que propugna un expansionismo de la población humana basado en la supremacía del nacimiento y el favorecimiento de la natalidad frente a la anticoncepción o el aborto.

nadhería. Cosa aparentemente de poca importancia pero que hace mucho daño.

narcoxis. Estado de somnolencia e insensibilidad que, provocado por la ingestión de ciertas sustancias, afecta al hueso que remata la columna vertebral. Es el estado más recomendable para aquellos que padecen dolores agudos de rabadilla.

narhigón. Narhigudo.

narhigudo. De prominente nariz en forma de higo.

narrazión. Exposición de una serie de sucesos reales o imaginarios relativos a una raza o estirpe, ya sea en sentido antropológico o metafórico. Un ejemplo de escaso valor literario, pero de notable interés historiográfico, es la novela que el dictador Francisco Franco (bajo el pseudónimo de Jaime de Andrade) escribió entre finales de 1939 y principios de 1940, titulada, precisamente, Raza. Se trata de una trama simplista y maniquea en la que una familia legendaria y guerrera, los Churruca, símbolo de la valiente "raza española", están dispuestos a dar la vida por la patria cuando su salvación lo requiere, como en el caso de la amenaza comunista y masónica que, a su juicio, representó la 2ª República. (Adviértase la circunstancia de cómo todos aquellos defensores de la legalidad republicana pierden, de paso, su condición de legítimos españoles, siendo tachados de enemigos y traidores). Con el mismo título, Raza fue llevada al cine por el director José Luis Sáenz de Heredia en una superproducción que, con un elevado presupuesto y la colaboración material del Estado, se estrenó en 1942. Se dio la circunstancia, única en la historia del cine, de que en 1950, tras la derrota de los fascismos y el deseo de acercamiento a EE.UU., el propio Franco autocensuró su contenido, reescribió unas escenas y eliminó otras, ordenando que se destruyera el negativo y todas las copias originales de la película y se volviera a doblar. Los cambios afectaron al propio título, que por aligerar las connotaciones fascistas del original pasó a llamarse Espíritu de una raza; por similares razones se eliminaron todos los saludos con el brazo en alto, del mismo modo que el inicial enemigo difuso (masones, republicanos, burgueses...) se concretó en el comunismo, contra el que el régimen de Franco aparecía como avanzado batallador.  

naufregar. Irse a pique nuestras maravillosas expectativas laborales y tener que conformarnos con limpiar el suelo de un barco restregándolo con un estropajo, una bayeta, etc., con agua y alguna sustancia adecuada.

navydad. (angl.). Conmemoración del nacimiento de Cristo en la Armada.

nazión. Alemania durante el periodo hitleriano. En las dos últimas décadas asistimos con creciente indignazión a un preocupante renazimiento: bien bajo la forma de execrables manadas callejeras de alimañas rapadas ("skin-heads") o de salvajes jaurías desmelenadas y motorizadas ("centuriones"), bien bajo la adopción colectiva de actitudes defensoras de un nazionalismo a ultranza inspirado en un supremacismo que a veces se concreta en una vergonzosa e inadmisible limpieza étnica. Definitivamente, seguimos sin aprender lo difícil que resulta la restauración de la convivencia interétnica cuando se acumulan resentimientos envenenados por prejuicios raciales. La importancia de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 radica en que sirve de inspiración para que las distintas legislaciones de los estados no legitimen, precisamente, la supremacía de ninguna etnia sobre otra. @mundiario