El Ficcionario averigua dónde se guardan las llaves del cielo

Sin título
Escalera al cielo, de Jim Warren.

Se trata de un pequeño tablero en el que san Pedro, por mandato de Jesús, custodia las llaves para abrir las puertas del Reino a todos aquellos que acojan el Evangelio.

El Ficcionario averigua dónde se guardan las llaves del cielo

Este Ficcionario enlaza el cielo y la tierra para facilitar el pase a todos aquellos que, huyendo de las voces y ruidos de este mundo, pretenden la calma y serenidad de la trascendencia. Pero también idea una religión para los que prefieran vivir la inmortalidad en la cotidianidad de su apartamento en la urbe.   

voxeo. (cultismo). Deporte en el que dos contendientes luchan con la intención de golpear, armados con su sola voz, el tímpano del adversario hasta aturdirlo. Quien directamente logra perforarlo, vence por KO.  

vozal. Aparato que en los sistemas dictatoriales se les pone a las personas alrededor de la boca para que no puedan expresarse o para limitar su capacidad de expresión. En las dictaduras modernas, la adopción de sistemas de control técnicamente más avanzados han hecho superfluo su uso, de modo que es compatible poder hablar pero no decir ciertas cosas.

vozinazo. Voz que en medio de una multitud simula el sonido producido por el claxon de los automóviles y tiene como objeto llamar la atención para que alguien se aparte, ya sea con fin preventivo o recriminatorio.

Vulgaria. El país más poblado del mundo, si se pudiera confinar en mismo territorio a toda la gente grosera, ordinaria y de mal gusto. Es evidente que Sofía, por una mera contradicción en los términos, no podría ser su capital.

wífido. Dícese del individuo que para optimizar la conexión a Internet  y que le llegue la señal a todos los rincones de su casa tiene el wifi bifurcado.

winsurfista. Deportista de windsurf cuando desaparece el viento y, a pesar de ello, resulta vencedor de una competición.

¿whysky? (angl.). ¿Por qué cielo? Enigmática pregunta que alguien que ya ha bebido bastante se hace delante de la última copa de una muy popular bebida alcohólica.

woodysmo (angl.). Doctrina religiosa surgida de las enseñanzas del cineasta norteamericano Woody Allen. Aunque pudiera pensarse que el woodysmo ofrece la salvación eterna mediante la superación psicoanalítica de los deseos sexuales, en realidad se trata de un planteamiento que no pretende la trascendencia más allá de la muerte, ni siquiera bajo la forma del recuerdo o la fama. A este propósito es bien conocida la frase de Allen: "No quiero continuar viviendo en los corazones de mis compatriotas; quiero continuar viviendo en mi apartamento".

xaviduría (cat.). Facultad de Xavi para actuar con sensatez, prudencia y acierto.

xilogismo. (Del gr. ξυλο, madera). Razonamiento sobre la madera que consta de tres proposiciones, la última de las cuales se deduce necesariamente de las dos primeras. Algunos de estos xilogismos evolucionaron hasta convertirse en argumentos sobre la materia, frecuentemente representados en diagramas de árbol.

yahvero. Tablero pequeño en el que san Pedro, por mandato de Jesús, guarda las llaves del cielo. Son un símbolo de la autoridad papal y se representan de oro y plata para expresar su poder de atar y desatar. Que sepamos, Pedro usó las llaves para abrir las puertas del Reino a tres grupos de personas: a) A los judíos y conversos, a quienes se otorgó un derecho preferente; b) A los samaritanos, un grupo étnico y religioso descendiente de las doce tribus de Israel; y c) A los gentiles (no judíos) que estuvieran dispuestos a acoger el Evangelio.

yano. Terreno plano que ha dejado de serlo. La formación de montañas como resultado de factores endógenos es conocida como orogénesis. Consiste en un proceso a través del cual, mediante una serie de movimientos de repliegue o enrollamiento en las placas tectónicas, se producen alteraciones en la corteza terrestre que dan lugar a las elevaciones que denominamos montañas. A una escala más pequeña, y con apoyo de la maquinaria, los seres humanos también producen alteraciones del terreno, si bien generalmente en sentido contrario.

yanto. Lloro de los niños que se produce mientras son obligados a comer, bien porque no les guste la comida o porque ya no tengan más apetito.

Yesica. Aspecto que adopta el nombre de Jessica cuando, para castellanizarlo, se enlucen sus letras con yeso. Después, para que quede más bonito, suele pintarse.

yhacer. Estar echado o tendido realizando alguna actividad, particularmente, manteniendo una relación sexual. También se puede yhacer leyendo, escuchando la radio, pensando en lo que se tiene que hacer... Como no se puede hacer nada es en la acepción de estar un cadáver en la sepultura. En ese caso, al yacer no hay nada que hacer; te conviertes, definitivamente y para siempre, de sujeto agente a sujeto paciente.

yorar. Derramar lágrimas en primera persona. Porque una cosa es que tú llores y otra bien distinta que otros lloren por ti.

yover. Caer agua del cielo y estar yo en la tierra para verlo. Suena "Stairway to Heaven", de Led Zeppelin. @mundiario

El Ficcionario averigua dónde se guardan las llaves del cielo
Comentarios