Fernández Padín, testigo de la Operación Nécora, presenta su libro en Vigo

Portada del libro ¡Dejadnos vivir!
Portada del libro ¡Dejadnos vivir!

Arrepentido y testigo protegido de la Operación Nécora del juez Baltasar Garzón contra el narcotráfico, Manuel Fernández Padín presenta en Vigo su libro: ¡Dejadnos vivir!.

 

Fernández Padín, testigo de la Operación Nécora, presenta su libro en Vigo

Arrepentido y testigo protegido de la Operación Nécora del juez Baltasar Garzón contra el narcotráfico, Manuel Fernández Padín presenta en Vigo su libro: ¡Dejadnos vivir!.

 

“Eran las 17.45 h del día 19 de noviembre de 1989 cuando comencé a declarar ante la brigada judicial de la Guardia Civil de Pontevedra. Empecé la declaración haciendo constar mi identidad, mi profesión de administrativo en paro, mi estado civil (separado) y que vivía en casa de mis padres. Notifiqué como única propiedad un Renault 12 de color blanco matrícula PO-9696-B, así como que había sido consumidor de LSD, heroína, cocaína y anfetaminas de manera esporádica hasta los 25 años (…)”

Manuel Fernández Padín presentó en Vigo, este jueves 16 de octubre, a las 12 horas, su libro “Dejadnos vivir!” (Hércules de Ediciones, 2014). A modo de memoria histórica de aquella “generación perdida” cuyas madres veían morir a sus hijos lentamente, el libro narra cómo se percibía el mundo desde Vilanova de Arousa (Pontevedra) en una época en la que se pasó del contrabando de tabaco al narcotráfico como lo más natural del mundo.

Padín habla de su infancia y adolescencia, de sus primeros contactos con la droga y de los amigos que se han ido quedando por el camino. Pero también aborda su propia relación con las drogas y los narcotraficantes, así como los motivos que le llevaron a delatarlos.

A finales de los años ochenta, las Rías Baixas eran un ir y venir de grandes coches, planeadoras y casas ostentosas procedentes de la entrada ilegal de hachís y cocaína en Galicia. Pero en 1990 comenzó el declive: Fernández Padín, arrepentido, colabora con la policía y el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón atesta un duro golpe al narcotráfico, deteniendo a lo largo de una sola jornada a los clanes más conocidos. A cambio, Padín debía recibir de por vida protección oficial, una nueva identidad y una asignación económica. Pero, tras dos décadas como testigo protegido, el Estado lo abandona a su suerte y aquellas promesas se las lleva el viento.

Ha tenido mucho tiempo para reflexionar y entender lo ocurrido, por eso ahora decide contarlo todo, en un esfuerzo por transmitirle a la sociedad la facilidad con que un chico humilde, de un pueblo de una esquina de la tierra, acaba viviendo con escolta las 24 h del día y mirando siempre hacia atrás por si a alguien se le escapa una bala…

Manuel Fernández Padín quiere que el mundo conozca su situación actual, que se sepa su verdad. Pero Hércules de Ediciones va más allá y pretende que esta publicación sea un espejo en el que puedan mirarse muchos jóvenes y también en el que puedan escudriñar sus padres y madres.

En el prólogo, Carmen Avendaño —una madre coraje que en su momento creó el movimiento “Madres contra la droga” y hoy preside la Fundación Érguete— se hace eco de un lamento por la falta de información que había entonces y que se llevó por delante tantas vidas a consecuencia de las sobredosis, la hepatitis, el SIDA… Ella, mejor que nadie, porque en su Fundación lo viven a diario, sabe que no podemos mirar hacia otro lado, porque el problema no ha desaparecido en absoluto.

En el acto de presentación en la Casa Galega da Cultura de Vigo, Manuel Fernández Padín estuvo acompañado por la presidenta de la Fundación Érguete, Carmen Avendaño, y por Mar Pérez Negreira, directora de edición y publicaciones de Hércules de Ediciones.

Fernández Padín, testigo de la Operación Nécora, presenta su libro en Vigo
Comentarios