Femen lleva su peculiar forma de protestar al mundo árabe, no sin problemas

Activistas de Femen, en una de sus protestas, pintadas.
Activistas de Femen, en una de sus protestas, pintadas.
La financiación y el diseño de la estrategia de Femen suscita dudas en diversos países. Lo cierto es que el movimiento se ha internacionalizado, tras su creación en el año 2008. Se lo contamos.
Femen lleva su peculiar forma de protestar al mundo árabe, no sin problemas

Femen es un movimiento feminista internacional, de origen ucraniano, con base en Kiev, fundado en 2008. La organización se hizo conocida internacionalmente por sus acciones de protesta en topless (torso desnudo) y su lucha contra la religión y sus instituciones, las dictaduras y regímenes opresores y contra la industria del sexo, porque no cree verosímil que ninguna prostituta ejerza tal oficio de manera voluntaria. También critican el patriarcado y condenan la corrupción. Protestan desnudándose y pintándose en sus pechos. Basta echar un vistazo a su página web para conocer en mayor profundidad sus criterios sobre la igualdad de derechos, la justicia social, la democracia y cualquier causa injusta.

La idea de llevar a cabo acciones enseñando sus pechos nació poco después de la creación del movimiento en 2008. Durante una manifestación, las activistas habían escrito un mensaje en su espalda desnuda, pero un fotógrafo presente publicó la imagen del torso desnudo de las Femen. Frente al gran éxito mediático de las fotografías, las protestas en topless se convirtieron en la marca del movimiento.

En sus lemas dicen:

- “Luchamos contra el patriarcado en topless, somos mujeres feministas que combatimos contra la opresión mediante nuestros cuerpos libres. No tenemos dioses ni pertenecemos a nadie. Creemos en la libertad, la igualdad y en las mujeres”.

- “Usamos nuestros cuerpos -añaden- como arma de protesta pacífica. Somos Femen y si tú también quieres unirte a nosotras, estaremos orgullosas de recibirte y acogerte! Hagamos esto posible!”.

El grupo ucraniano Femen parece haber desconcertado a todo el mundo y ha generado las opiniones más variopintas. Desde feministas de siempre que las odian, a personas que están convencidas de que se trata de un grupo financiado por la CIA para desestabilizar al mundo árabe, según informa Pikara Magazine.

La organización no solo se expandió en el mundo occidental (París, Moscú, Zurich, Bruselas, varias ciudades españolas y hasta la Plaza San Pedro, en Roma), sino que ya se ha implantado en el mundo árabe y, en concreto, en Túnez. Amina Tyler, una tunecina de 19 años, tuvo la osadía de publicar en Facebook una foto suya con el torso desnudo, supuestamente para concienciar sobre la explotación femenina en el mundo árabe. Aparecía maquillada, fumando y con una leyenda en árabe en su pecho: “Mi cuerpo me pertenece y no representa el honor de nadie”.

El mensaje de Femen está calando con especial fuerza en los países que han vivido la primavera árabe, donde las mujeres ven retroceder sus derechos. Allá donde avanza el fundamentalismo, allá donde se extiende el velo integral como un deber religioso inexcusable, está penetrando con mayor nitidez el mensaje transgresor y liberador de las mujeres que reivindican su cuerpo como algo propio. Al menos es lo que dice la abogada y escritora feminista argelina Wassyla Tamzali, en un artículo publicado en el rotativo argelino El Watan el 19 de marzo.

El movimiento feminista llamó a las mujeres a utilizar su cuerpo como fondo de sus carteles de protesta, para apoyar a Amina y a una segunda tunecina, quien también podría ser condenada -incluso "a muerte", según Starmedia- por influencia de religiosos islámicos de su país. En un mensaje difundido en su página en Internet, junto a la fotografía de otra tunecina identificada como Meriam, expresó en topless su apoyo a Amina con el mensaje: "Nadie debería tener el poder de la vida o la muerte sobre nosotras. Apoyo a Amina y a todas las mujeres árabes".

Femen expresó su temor por la suerte de la activista de 19 años, quien fue condenada por la "protesta" e instó a las mujeres a luchar por su libertad contra las atrocidades religiosas: "Instamos a todas las mujeres interesadas, especialmente de origen árabe, a participar en nuestra resistencia anti islámica, silenciando a los predicadores de la muerte", indicó.

Hasta el momento nadie sabe quién financia tan generosamente este movimiento y quién es el tutor que indica a las chicas sobre quién deben lanzarse con sus senos al aire.

Femen lleva su peculiar forma de protestar al mundo árabe, no sin problemas
Comentarios