¿Son legales las franquicias que ofrece Farmacity a farmacéuticos de Buenos Aires?

Establecimiento de Farmacity.
La cadenera argentina Farmacity ofrece franquicias ilegales a los farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires

El medicamento es un bien social básico para la atención de la salud de la población, por lo que es esencial mantener un sistema sanitario integrado por farmacias profesionales.

¿Son legales las franquicias que ofrece Farmacity a farmacéuticos de Buenos Aires?

El medicamento es un bien social básico para la atención de la salud de la población, por lo que es esencial mantener un sistema sanitario integrado por farmacias profesionales.

En más de una ocasión he dejado en claro que la consulta farmacéutica es un servicio sanitario muy importante junto a la dispensación, encuadrado por la OMS como atención primaria de la salud, ya que contribuye al acceso de información sobre medicamentos y otros temas sanitarios. Es una actividad profesional con un valor agregado para el paciente, que claramente contribuye a la prevención en salud y que está demostrado que hace mucho más saludable al sistema sanitario. Con ella se puede contribuir a evitar el abuso de fármacos, induciendo a un uso racional de los medicamentos, sobre todo de antibióticos, que son una herramienta esencial para el control de enfermedades bacterianas y que no se está renovando, lo que es un grave problema para la salud pública (por su masividad y por el impacto debido al mal uso).

En este contexto, donde el medicamento es un bien social básico para la atención de la salud de la población, el farmacéutico se convierte en uno de los pilares fundamentales de toda política sobre medicamentos a implementar, un tema complejo que requiere de una diversidad de acciones muy necesarias para generar un cambio colectivo de conductas destinadas a remediar el problema del consumo excesivo e inadecuado de medicamentos (para el caso de los antibióticos llevan a la creciente resistencia bacteriana).

Por todo lo expresado, llegaremos a la conclusión de que es preciso mantener un sistema integrado por farmacias profesionales que prioricen la salud de sus pacientes, a diferencia de aquellas que solo les apetece realizar simples actos mercantiles. Uno de los ejemplos emblema de este tipo de intenciones es la cadenera Farmacity quien permanentemente, de un modo u otro, intenta entrar en la ilegalidad.

Recientemente y a través de un comunicado de prensa el CFPBA, presidido por la Farmacéutica María Isabel Reinoso, advierte sobre las recientes maniobras de la empresa Farmacity para desembarcar en la Provincia de Buenos Aires. En este se destaca que varios colegas están recibiendo llamados de operadores de la cadenera ofreciéndoles un modelo de negocio, a través de franquicias, para potenciar las farmacias.

Cabe destacar, que este método es irregular porque la franquicia no es una figura legalmente aceptada, por lo que se alerta a la comunidad farmacéutica bonaerense para que no se dejen engañar con promesas que están compuestas por  una propuesta ilegal.

Es muy evidente, y habitual en Farmacity, que con estas acciones buscan vulnerar las incumbencias de los farmacéuticos intentando la modificación del servicio comunitario y la legislación vigente con el fin de borrar un modelo sanitarista que no les conviene, y reemplazarlo por uno netamente comercial más ajustable a su modo de operar.

--

Fuente: Comunicado de prensa del CFPBA. Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires.

¿Son legales las franquicias que ofrece Farmacity a farmacéuticos de Buenos Aires?
Comentarios