Una farmacia profesional siempre trabaja por medicamentos seguros y efectivos

Cartel del Día Mundial del Farmacéutico, que la FIP celebra el 25 de septiembre. / Mundiario
Cartel del Día Mundial del Farmacéutico, que la FIP celebra el 25 de septiembre. / Mundiario

En el Día Mundial del Farmacéutico, estos profesionales muestran lo esencial que es trabajar por "medicamentos seguros y efectivos para todos”.

Una farmacia profesional siempre trabaja por medicamentos seguros y efectivos

Como cada año, el 25 de septiembre se celebra el "Día Mundial del Farmacéutico", una fecha que conmemora la fundación de la FIP, la Federación Internacional de Farmacéuticos.

En este marco, y bajo el lema “Medicamentos seguros y efectivos para todos”, los farmacéuticos quieren hacer hincapié en la labor esencial  que desempeñan en favor de la seguridad del paciente, al promover buenas prácticas en el uso correcto de los medicamentos o en la adherencia a los tratamientos, uno de los grandes desafíos que tienen los sistemas sanitarios del mundo; además, este profesional, formado académicamente, no solo garantiza  el acceso a los medicamentos sino que  también es importante a la hora de evitar errores o efectos no deseados, aumentando así la seguridad y efectividad de los fármacos. De esta manera, el aporte sanitarista del farmacéutico es muy valioso al momento de mejorar la salud del individuo o del colectivo, disminuyendo incluso los costos asociados al mal uso de los remedios.

Dr. Juan José Prieto, farmacéutico y colaborador de MUNDIARIO.

Dr. Juan José Prieto, farmacéutico y colaborador de MUNDIARIO.

Farmacéuticos y pacientes

Vale subrayar que cada aniversario es una nueva oportunidad para poner en valor, a nivel mundial, la estrecha relación que tienen los farmacéuticos y pacientes, que surge de la disponibilidad y accesibilidad de este servicio, así como lo esencial que resultaría una alianza saludable con otros profesionales del sistema sanitario. El farmacéutico, dentro de su amplia labor, desarrolla acciones concretas relacionadas al medicamento y en áreas como hospitales, la industria y distribución farmacéutica, en la docencia o la farmacia comunitaria, entre otras, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las comunidades.

En mi país, la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) ha expresado durante décadas lo importante que significa reconocer a este profesional, demostrando que es vital en todo sistema sanitario, sin embargo también viene luchando contra casi 30 años en los que diferentes sectores han intentado desconocer este valor: desde la desregulación económica impuesta por Menem-Cavallo, donde se llegó a entregar la política del medicamento en manos de simples mercaderes (Decreto de Desregulación Económica Nº 2284/91), pasando por aquellas autoridades y/o legisladores que consideraron a las farmacias como un comercio, ignorando que en realidad son establecimientos sanitarios que están atendidos por profesionales de la salud, que constituyen un eslabón fundamental del sistema de atención sanitaria dirigido a la población y en beneficio de esta, hasta llegar al absurdo avasallamiento de las instituciones y de la salud de todos los pacientes, impuesto por Mario Quintana y el actual gobierno de Mauricio Macri, quienes han intentado, bajo un método cuasi extorsivo, condiciones de mercado exponencialmente leoninas, que si lo lograran determinará la destrucción del actual sistema, uno de los mejores de Sudamérica.

A su vez, la legislación farmacéutica de la provincia de Buenos Aires sostiene la importancia de tener una farmacia racionalmente distribuida, a fin de asegurar la accesibilidad, atención y calidad de su servicio, todo de acuerdo a criterios de distancia y densidad poblacional, de un modo similar a lo que ocurre en otros países europeos, aunque lejos de países como Suecia con un promedio de 14 farmacias por cada 100.000 personas, Países Bajos  con 9.500 o el Reino Unido con casi 5.000 habitantes de media.

Número de habitantes por farmacia en los distintos países

Número de habitantes por farmacia en distintos países.

Desde mi punto de vista, definitivamente, hay que destacar que la farmacia no es un comercio, es un centro efector de salud, de modo que es una extensión del sistema sanitario.

Para concluir, y en este día tan especial, voto por la presencia de una farmacia profesional, bajo un modelo sanitarista, que trabaje con decisión por medicamentos seguros y efectivos para todos. @mundiario

Una farmacia profesional siempre trabaja por medicamentos seguros y efectivos
Comentarios