Buscar

MUNDIARIO

El fallecimiento de dos ancianos en Teruel desata el miedo en las residencias de mayores

Se trata de uno de los mayores brotes de Aragón, Comunidad que se ha convertido en el centro de la epidemia en España. 
El fallecimiento de dos ancianos en Teruel desata el miedo en las residencias de mayores
Dos adutos mayores. / Pixabay
Dos adutos mayores. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

El fallecimiento de dos ancianos en Teruel y otros 60 infectados en Burbáguena, desatan el miedo en las residencias de mayores y develan que siguen siendo vulnerables frente al virus.

Por una parte, los empleados del centro denuncian que las autoridades han dado una respuesta tardía a la situación y por esto el Ejecutivo regional anuncia una denuncia penal.


Quizá te pueda interesar

Las Autonomías desbordadas con los brotes llevan relegado el plan de respuesta de Sanidad


El brote de la Covid-19 registrado en geriátrico privado de los Hermanos Franciscanos de la Cruz, en Burbáguena, afecta ya a 62 ancianos. De este total, 14 se encuentran hospitalizados y los dos fallecidos, de un total de 96 residentes, que equivalen a un tercio de los 200 vecinos del municipio.

Se trata de uno de los mayores brotes de Aragón, Comunidad que se ha convertido en el centro de la epidemia en España. Mientras los empleados del centro de Burbáguena acusan al Ejecutivo regional de haber llegado tarde a contener el brote, el Gobierno de Aragón anunció ayer que presentará una denuncia penal al constatar indicios de delito.

Reyes, la única administrativa en un turno, reporta que solamente este jueves los empleados y auxiliares tuvieron acceso a una prueba PCR. "Es absurdo. Estamos con ellos y deberían de haberlo tenido en cuenta antes".

La consejera de Salud de Aragón, Sira Repollés, refiere por su parte que la detección del virus en Burbáguena fue “un hallazgo casual”, en una paciente que acudió y la prueba arrojó negativa, hasta que el día que le darían de alta arrojó positivo.

Destaca que de inmediato se puso en marcha el protocolo de cribado para detectar posibles casos. En concreto, hay ya nueve trabajadores afectados; los ancianos positivos están confinados en la primera planta. Mientras que en la segunda, están los residentes sanos, aunque 13 de ellos serán derivados al centro de Gea de Albarracín para evitar contagios. Asimismo, 14 infectados ingresados en el hospital Obispo Polanco de Teruel.

La diputada de Coalición Canarias, Ana Oramas, lanzó una llamada de alerta en la Diputación Permanente del Congreso el martes por la tarde dando a conocer lo que ocurría en Teruel.

”Ahora la situación está controlada, se ha aplicado el plan de contingencia y hay coordinación con Salud Pública. La situación es correcta, aunque ha pasado tiempo y en estas situaciones tiene que haber rapidez”, asegura Juan Vela, presidente de la Fundación Lares.

Paralelamente, el Gobierno de Aragón anunció anoche que denunciará al centro por la vía penal al detectar indicios de delito, de acuerdo con El País. De hecho, las consejerías de Sanidad y Derechos Sociales rla inspeccionaron esta semana y encontraron graves infracciones. No obstante, desde el centro se mostraron “sorprendidos” y aseguraron que de las actas “no se deduce la magnitud de los hechos que se achacan”. @mundiario