Buscar

MUNDIARIO

Fallecen tres de los mejores alpinistas del mundo por una avalancha en las Rocosas de Canadá

David Lama y Hansjörg Auer, de Austria; y Jess Roskelley, de EE UU, quedaron sepultados por un alud mientras subían las montañas canadienses.

Fallecen tres de los mejores alpinistas del mundo por una avalancha en las Rocosas de Canadá
David Lama, Hansjörg Auer y Jess Roskelley, alpinistas fallecidos. / RR SS.
David Lama, Hansjörg Auer y Jess Roskelley, alpinistas fallecidos. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Las autoridades no han logrado recuperar los cuerpos de los alpinistas austriacos David Lama, de 28 años, y Hansjörg Auer, de 35, ni tampoco del estadounidense Jess Roskelley, de 36 años. Todos fallecieron sepultados por una avalancha en las Montañas Rocosas de Canadá. El alpinista estadounidense es el hijo del reconocido John Roskelley, que sabe que su hijo no regresará: “Sé que mi hijo no volverá. Emprendió una escalada en una montaña que, si las condiciones no son perfectas, se convierte en una pesadilla”, expresó el pasado miércoles en The Spokesman Review, horas después de alertar a los servicios de socorro que operan en Icefields Parkway, en la Columbia Británica.

Roskelley contó que su hijo había prometido llamarle el martes, pero la llamada jamás llegó. El trío de alpinistas expertos buscaba una vía en el Howse Peak, un pico de unos 3.295 metros, muy sensible al riesgo de aludes. Un helicóptero de los servicios de rescate llegó a divisar al menos los restos de tres avalanchas, y en una de ellas, se podía divisar material de escalada y un cuerpo semienterrado. Por ahora esperan a que el riesgo de avalancha disminuya para poder buscar mejor los cuerpos de los tres alpinistas.

Junto a su padre, Jess logró escalar el Everest en 2003, convirtiéndose en la persona más joven en alcanzar el techo del mundo. En un principio, Roskelley se negó a seguir los pasos de su padre ya que vivió en carne propia lo difícil que era conciliar una vida familiar con una carrera de riesgo, pero con el paso de los años, terminó enamorándose del alpinismo, llegando a formar parte del equipo de atletas de The North Face, al igual que equipo de Lama y Auer.

Lama, de padre nepalés, logró un hito en 2012 al escalar en libre la ruta del Compresor al Cerro Torre en la Patagonia argentina. Una de sus filosofías era escalar sin verse expuesto a los peligros que podían costarle la vida. Mientras que Auer llegó a ser más riesgoso en su carrera, al llegar a escalar sin cuerdas la terrible vía dolomítica Attraverso il Pesce. @mundiario