Facebook: de red social a empresa de vigilancia masiva

Facebook. RR SS
Facebook. / RR SS

La empresa ha estado en el ojo del huracán desde que estallara el escándalo de Cambridge Analytica y esto ha llevado que muchos se pregunten qué tanto puede saber de nosotros una red social. Tenemos la respuesta y puede que no te guste.

Facebook: de red social a empresa de vigilancia masiva

Viendo el futuro frente a nosotros, nos encontramos con esas viejas películas de ciencia-ficción donde aparecían sistemas de vigilancia masiva o la distopía de George Orwell donde todos los humanos eran vigilados por “el Gran hermano”. Hace poco estalló el escándalo de Facebook y la fuga de 50 millones de datos que “donó” a Cambridge Analytica, una empresa de consultoría y marketing capaz de influir en campañas políticas. En este caso concreto hablamos del poder que tuvo esta empresa para darle la victoria a Donald Trump en EE UU o propiciar la salida del Reino Unido tras el Brexit.

Ahora bien, tras estos escándalos es inevitable que nos preguntemos ¿qué tanto sabe Facebook de nosotros? Y la respuesta no es nada alentadora. Ya lo decía Edward Snowden hace unos días, “Facebook es una compañía de vigilancia rebautizada como red social”. Aunque en parte es nuestra culpa, también hay mucha responsabilidad de parte de la empresa que presenta algunas de sus políticas de forma engañosa y que nosotros no leemos por dos razones: primero porque es tedioso y segundo porque nadie desconfiaría de una simple red social.

¿Qué sabe Facebook de nosotros?

Aquí tenemos que responder con sarcasmo, porque hay que preguntarse ¿qué no sabe? Cuando aceptamos las políticas de la empresa, le damos la oportunidad de saber nuestra dirección, amigos más cercanos, gustos, cantidad de “likes” que damos, número de teléfono, quién es nuestra pareja, familiares, tiene acceso a nuestras conversaciones en Messenger (aunque la hayas borrado), a quienes bloqueamos o eliminamos, número de tarjeta de crédito (en caso de haber comprado algo en la red social), datos sobre el reconocimiento facial (gracias a nuestras fotos), vídeos, fotos, metadatos, dirección IP e incluso, información personal de nuestros contactos.

Iconos de Instagram, Facebook, WhatsApp. / businessdayonline.com

Iconos de Instagram, Facebook, WhatsApp. / businessdayonline.com

 

Según las políticas de Facebook, esta gran masa de información que ellos recolectan tienen fines comerciales ya que la utilizan para posicionar su publicidad, algo que representa hasta el 98,5% de sus ingresos, más no es utilizada para violentar de ninguna manera a los usuarios. El problema, es que esos datos –hasta hace poco- eran de fácil acceso para muchas otras apps que funcionan dentro de la red social.

Invasiva para las personas que utilizan Android

Como una forma de ser trasparentes, Facebook te deja saber qué sabe de ti gracias a que va guardando una base de datos que puedes descargar en cualquier momento desde el área de “Configuraciones”. Exactamente esto es lo que hizo Dylan McKay, un programador de Nueva Zelanda, que descargó el archivo ZIP que presenta la red y que detalla –literalmente- tu vida personal.

 

En el caso de McKay podemos ver lo invasiva que puede ser la app en donde figuran datos sobre su registro de llamadas telefónicas, agenda de contactos (con personas que ya había borrado), todos sus mensajes de texto o metadatos de sus llamadas y mensajes con fecha, hora o duración… es decir, Facebook posee datos de tus movimientos a través del móvil gracias a la app que instalamos en teléfonos Android.

 

El propio programador explica que utiliza un sistema Android y que cuando descargó la red social, aceptó los términos de uso donde figura el detalle de que la empresa tendrá acceso a todos estos datos donde no solo se incluyen las llamadas o mensajes, también figura el acceso al micrófono o la cámara. En términos simples, Facebook mantiene una base de datos gigantesca sobre todos sus usuarios y no solo afecta a aquellos que utilizan Android, porque puede hacer lo mismo con iOS. Todo esto sin mencionar que la empresa es dueña de Instagram y WhatsApp, donde también dejamos muchos rastros de nuestra vida personal.

Esto nos deja una gran lección, antes de aceptar los términos de uso, piénsalo dos veces y asegúrate de darle seguimiento a estas empresas. Ahora, solo nos preguntamos ¿qué tanto sabrán Google, Apple o Microsoft de nuestras vidas? @mundiario

 

Facebook: de red social a empresa de vigilancia masiva