Buscar

MUNDIARIO

Los extraños síntomas de niños que pueden tener coronavirus y la irresponsabilidad de muchos

Mientras en el Estado de Nueva York se está viviendo esta nueva pesadilla, el país sigue adelante con sus planes de re-apertura para mejorar la economía, incluyendo ordenes de retorno a aulas escolares en agosto (cuando probablemente no habrá vacuna).

Los extraños síntomas de niños que pueden tener coronavirus y la irresponsabilidad de muchos
Coronavirus en niños. / Pexels.
Coronavirus en niños. / Pexels.

Firma

Sabina Covo

Sabina Covo

La autora, SABINA COVO, es periodista radicada en Miami y presentadora de TV y radio. También colabora en MUNDIARIO, Univisión y CNNE, y mantiene una columna desde hace 12 años en el diario en español Nuevo Herald de Miami. Fue presentadora de Mundofox, America Teve, Caracol Radio y Telemundo. @mundiario

Los casos de coronavirus en Estados Unidos superaban los 73.000 fallecidos y los 1.22 millones de contagios al cierre de esta columna. Entre tanto, una nueva ola de síntomas desconocidos hasta el momento ha sido manifestados en mas de 64 niños que estaban hospitalizados en Nueva York.

Los documentos médicos lo han catalogado como lo que parecía un “síndrome inflamatorio múltiple pediátrico: ojos hinchados, un brote, ganglios de la cervical inflamados, altas fiebres (por encima de 102 Fahrenheit). Sin embargo, lo que en un inicio parecía la enfermedad de Kawasaki, que es poco frecuente, mostró después que los niños daban positivos a las pruebas de coronavirus, y a anticuerpos relacionados. Hasta el momento, se pensaba que los síntomas en los menores eran mucho mas leves que en adultos, y que si bien podían ser portadores de Covid-19, no tenían tantas complicaciones.

Se ha reportado, según documentos médicos, que algunos de los niños que han ingresado en Nueva York a hospitales, han tenido que ser conectados a respiradores artificiales.  Estas cifras, que aun deben ser investigadas a grande escala, están mostrando una dura realidad, mientras sigan los infectados, no solamente estamos hablando de los mas vulnerables a fallecer de la enfermedad, como enfermos o ancianos, sino también podría incluir a niños. Y mientras en el Estado de Nueva York, y próximamente probablemente en otros lugares de altas cifras de contagio, se está viviendo esta nueva pesadilla, el país sigue adelante con sus planes de re-apertura para mejorar la economía, incluyendo ordenes de retorno a aulas escolares, con distanciamiento social en algunos sectores, en agosto (cuando probablemente no habrá vacuna).

Como madre de familia que trabajo fuera de casa como periodista en condiciones usuales, entiendo la dificultad de los padres que para alimentar sus niños ruegan hoy día que se mejoren las condiciones sanitarias para poder salir a trabajar, y entiendo la preocupación de no tener con quien dejarlos. Esa madre o padre que trabaja en un restaurante, por ejemplo, o en un sitio de construcción, que debe estar ahí fisicamente. Pero también siento el miedo que pueden tener muchos cuando la ciencia (que ha mostrado ir por delante de factores económicos) sigue mostrando que este peligroso virus no discrimina de edad. Y creo, que, en un país con tantos recursos como Estados Unidos, los padres de familia, sin discriminar de que tipo de empleo realicen y los niños, deben ser prioridad.

Una ayuda económica de $500 dólares por cada niño, en un confinamiento que ira casi hasta el verano, debería dar vergüenza, no alcanza sino para un mes de comida (Con los altos costos de la comida y ahora la escasez de productos básicos en algunos sectores). Así como al gobierno del presidente Trump no le da vergüenza haber ayudado a grandes empresas con prestamos (como los LA Lakers) que luego hasta devolvieron el préstamo, y dejar a pequeños empresarios y trabajadores independientes sin ayuda de estimulo.

Más de 3,1 millones de personas solicitaron el subsidio por desempleo en Estados Unidos durante la semana pasada, con lo que suman más de 33 millones de trabajadores los que iniciaron esos trámites en las últimas seis semanas, informó el Departamento de Trabajo. Si que hay y habrá crisis económica. Pero la responsabilidad sanitaria y social debería ir por encima de cualquier valor petrolero, Wall Street, y grandes empresas que han respondido a punta de despidos de los mas vulnerables (de madres solteras, por ejemplo), y mas aun, de la reelección del presidente Trump.

Dios quiera los niños en Estados Unidos no continúen infectados y que estos casos en Nueva York si bien dolorosos para esos padres de familia, sean aislados, y que luego las escuelas logren mantener a los menores con el distanciamiento social. Dios quiera que esos “guerreros” llamados a trabajar por la administración de Trump, salgan victoriosos. Y Dios quiera si haya vacuna pronto. Porque la realidad de lo que estamos viviendo es que todos esos irresponsables que manifiestan en las calles sin mascaras, y sin distanciamiento, pro al presidente Trump y a re-abrir el país, solo muestran una cara de Norteamérica que no tiene la mínima importancia por el prójimo (y lo desafortunado es que sean tantos). @sabinacovo en @mundiario