Buscar

MUNDIARIO

El expresidente de Nissan pudo escapar escondido en la caja de un instrumento de música

El magnate Carlos Ghosn, de 65 años y de una altura de 1,67 metros, se escondió dentro de una gran caja de instrumentos musicales que luego fue llevada a un aeropuerto local. Después Ghosn voló a Turquía antes de llegar a Líbano en un avión privado.
El expresidente de Nissan pudo escapar escondido en la caja de un instrumento de música
Carlos Ghosn. / RRSS
Carlos Ghosn. / RRSS

Firma

Judith Muñoz

Judith Muñoz

La autora, JUDITH MUÑOZ, es escritora y periodista. Fue coordinadora general de MUNDIARIO, donde actualmente es adjunta al Editor. Fue redactora del periódico Xornal de Galicia y también formó parte del equipo del periódico La Voz de Galicia y de la agencia Quattro Idcp. Es autora del libro de poesía Anhelo. @mundiario

El titán de la industria de la automoción, el brasileño Carlos Ghosn, presidente del consejo directivo del gigante automovilístico Nissan, presidente de Renault y de Mitsubishi Motors, comenzó a vivir desde el pasado mes de noviembre de 2019 su caída a las tinieblas con su arresto en Japón, acusado de “mala conducta” financiera.

Ahora ha protagonizado una huída de película de la que se van conociendo más detalles. El último, que la caja de un instrumento musical fue su salvoconducto para huir de su vivienda, donde cumplía arresto domiciliario, rumbo a un aeropuerto local.

Pero recapitulemos, ¿por qué Carlos Ghosn se encuentra en esta situación?

Nissan, el sexto fabricante de automóviles más grande del mundo, informó que fruto de una investigación interna descubrió que Ghosn había notificado a las autoridades ingresos menores a los reales. Además, se le acusó también de hacer uso personal de activos de la empresa.

"La investigación demostró que, durante muchos años, Ghos ha venido reportando cantidades de compensación (financiera) en su informe a la Bolsa de Tokio que eran menores a las cifras reales", según un comunicado oficial de Nissan el pasado noviembre.

Tras este descubrimiento, Ghosn fue arrestado acusado de no reportar sus ingresos reales por parte de Nissan y de usar los activos de la compañía para su uso personal. Después fue cesado como presidente de la compañía tras dos décadas al frente de la automotriz japonesa.

Acusado de presentar informes anuales sobre sus valores que contienen declaraciones falsas, este hecho le podría significar hasta 10 años de prisión, una multa de 10 millones de yenes (unos US$88.000) o ambos.

Desde su detención, Ghosn ha estado en arresto domiciliario y aún no se le ha condenado judicialmente. De hecho, abogados corporativos consideran que el caso en su contra es débil. "Según cualquier medida objetiva, la mala conducta alegada fue menos grave que la mala conducta corporativa que habitualmente se pasa por alto en Japón", escribió el abogado Stephen Givens en el periódico Nikkei. La avaricia podría estar detrás de la insistencia de la fiscalía de Tokio por perseguir a Ghosn ya que fue el primer director ejecutivo en Japón en ganar millones de dólares al año, y eso cambió la cultura corporativa japonesa. "La fiscalía de Tokio está impulsada por la creencia de que son los guardianes de la justicia. En una época de desigualdad económica, (los fiscales) quieren hacerse celebres por ser los que pillaron a los ricos", afirma el diputado Ishikawa en declaraciones a la BBC. Este político fue arrestado y acusado de aceptar sobornos. Por tres semanas, estuvo recluido en una pequeña celda sin calefacción. Todos los días, era interrogado durante 12 horas sin un abogado presente, así que terminó por admitir un delito menor.

Carlos Ghosn, el exjefe multimillonario de Nissan, había pasado meses preparándose para ser juzgado por cargos de mala conducta financiera. No se encontraba en prisión porque había pagado una fianza de 1.000 millones de yenes (US$8,9 millones), sin embargo era monitoreado 24 horas por una cámara instalada en el exterior de su casa. Su uso de la tecnología estaba muy restringido y se le había prohibido viajar al extranjero requisándole los pasaportes, prohibición que claramente se ha saltado apareciendo en fin de año en el Líbano. "He escapado de la injusticia y la persecución política", declaró el magnate en un comunicado.

El canal de televisión MTV en Líbano informó que Ghosn había huido de su residencia en la que cumplía arresto domiciliario gracias a la ayuda de un grupo paramilitar disfrazado como parte de una banda de músicos. Según este medio de noticias, el grupo había actuado en su casa. Al finalizar, Ghosn -de 65 años y de una altura de 1,67 metros- se escondió dentro de una gran caja de instrumentos musicales que luego fue llevada a un aeropuerto local. Según el relato de MTV, Ghosn voló a Turquía antes de llegar a Líbano en un avión privado.


Quizá también te interesa:

The Wall Street Journal también se hace eco ampliamente de esta escapada y afirma que fue planeada meticulosamente durante varias semanas. Según las investigaciones de este diario, el grupo de supuestos músicos estaba formado también por cómplices en Japón que transportaron a Ghosn desde su casa hasta un avión privado con destino Estambul. Desde allí, continuó su viaje a Beirut, donde llegó a primera hora del 30 de diciembre. Entre los cómplices se apunta a su esposa Carole Ghosn, con quien el magnate se encontró en Beirut.

La comunicación con su esposa la tenía prohibida, pero el abogado japonés de Ghosn ha declarado que ella conversó con él durante más de una hora el 24 de diciembre. Este hecho hace pensar que Carole le estuviese informando de los pasos a dar en el plan de huida.

En el Líbano, Carlos Ghosn está seguro. Él creció en Líbano y posee propiedades en dicho país, donde es un personaje popular. Incluso apareció en uno de los sellos postales nacionales.

La pregunta ahora es: si no podía viajar al extranjero y no tenía pasaportes, ¿cómo accedió al Líbano? El magnate cuenta con tres pasaportes (brasileño, francés y libanés) y su equipo legal sostiene que estaban en posesión de todos ellos cuando el exejecutivo salió de Japón. La duda es si Ghosn tenía pasaportes duplicados, como a veces se permite a los empresarios.

Ahora, dado que no hay un acuerdo de extradición entre Japón y Líbano, Ghosn podrá permanecer en el país. La cuestión es que Japón otorga millones en ayudas a Líbano y probablemente querrá que Ghosn regrese tras la vergüenza que su huída ha provocado en el país asiático. @opinionadas

Ghosn, artífice de la alianza Renault-Nissan
Carlos Ghosn, quien también era presidente y director ejecutivo de la automotriz francesa Renault, fue el artífice de esta alianza en la que Renault fue visto como el socio dominante debido a su participación del 43% en Nissan, a pesar de vender menos autos. La participación de Nissan en Renault es solo del 15%. Esta alianza del grupo franco-japonés, incluye también a Mitsubishi.
Alianza Renault-Nissan. / Bloomberg