Buscar

MUNDIARIO

El éxito de venta de los libros de autoayuda en un mundo adicto a la felicidad

Estamos en un mundo obsesionado por el éxito y la felicidad como satisfacción vital, parece que si no estás siempre satisfecho y pleno con tu vida eres un fracasado.

El éxito de venta de los libros de autoayuda en un mundo adicto a la felicidad
Libros para ser felices.
Libros para ser felices.

Firma

María Rodríguez

María Rodríguez

La autora, MARÍA RODRÍGUEZ, escribe en MUNDIARIO y mantiene el Facebook de Desayuno con Libros. Licenciada en Ciencias de la Documentación en la Universidad de Granada. @mundiario

Estamos en un mundo obsesionado por el éxito y la felicidad como satisfacción vital, parece que si no estás siempre satisfecho y pleno con tu vida eres un fracasado.

Los libros de autoayuda siempre lideran las listas de los más vendidos, yo no lo entiendo no comprendo la necesidad de leer ese tipo de textos, llenos de frases banales que te dicen que tienes que ser feliz, desde mi punto de vista de una manera facilona, aunque tu vida esté pasando por un momento duro y complicado. 

Además que generalizan con recetas mágicas para conseguir todo lo que nos proponemos, (menuda mentira). Los autores de estos libros nos dicen que en ellos encontrarás la panacea de tu felicidad y nos hacen sentir culpables de los momentos malos que suceden en nuestra vida. 

Desde hace años la humanidad siempre ha estado en busca de la felicidad. Aristóteles era un gran buscador de ella, pero para él requería un esfuerzo por parte del hombre el decía  "Sólo es feliz el hombre que actúa con cautela y con prudencia, el que puede tomar el tiempo necesario para “saber hacer“, para obrar en consonancia con su naturaleza racional", para él la felicidad era un bien supremo. No del todo de acuerdo con sus premisas, si entiendo que para Aristóteles lo importante era el pensamiento. 

Ahora en la era actual hay libros sobre cómo afrontar una separación de pareja, hacer amigos, encontrar el amor de tu vida, hasta los hay para superar la muerte de un ser querido. Cada uno de nosotros afronta los problemas y los siente diferente, como para pluralizar en temas de esta índole. 

Pero digo yo, estos asuntos, este tipo de circunstancias en la vida de toda persona, se superarán o no con el tiempo. Me parece imposible creer que un libro de autoayuda te haga encontrar el camino para no sufrir, la fórmula perfecta para encontrar el amor, nos venden una felicidad barata y ficticia. El problema lo tenemos si leemos estos libros y nos creemos que nos van a ayudar a superar los obstáculos o a alcanzar la felicidad. 

Los seres humanos somos sentimiento puro y como tales nunca debemos dejar de sentir el dolor, eso es bueno en nuestro desarrollo como persona. ¿Cómo vamos a vivir una alegría constante sacada de una comedia de Hollywood?. Luego están autores tan leídos como Paulo Coelho con este tipo de frases  “Cuando quieres realmente una cosa, todo el universo conspira para ayudarte a conseguirla”. 

Pero es una nimiedad lo que dice este señor y facebook está lleno de frases de él. Cada vez que veo una frase de este escritor brasileño en mi muro me pongo malísima . 

Otros temas muy recurrentes en estos libros es ser más o menos asertivo, ser mejor persona, más tolerante, bueno quizás en algunos casos aprendas conductas buenas hacia los demás y nuestra actitud mejore leyendo alguno de estos libros, pude ser que no esté todo perdido y que sirvan para algo. Aunque creo que para ser mejor persona (si se quiere) menos prejuiciosa, menos conflictiva, hay que trabajar el intelecto, la reflexión y como no la madurez entre otras más cosas. 

Estamos en un mundo obsesionado por el éxito y la felicidad como satisfacción vital, parece que sino estás siempre satisfecho y pleno con tu vida eres un fracasado. Pero esta máxima es imposible, ninguna persona que excarve un poco en sí misma está completamente satisfecha con su vida. Será que estos libros lo que hacen es que no pensemos, que no profundicemos y que veamos todo desde la superficie, con unos conceptos básicos y fáciles para ser una persona con éxito social. 

Soy una gran amante del libro de Bertrand Russell "La conquista de la felicidad" en el hay un análisis claro y ameno sobre los motivos que nos hacen ser infelices y los que por el contrario pueden darnos la felicidad. Porque estamos hechos de historias y no todas los sucesos de nuestra vida son buenos, al igual que no todos son malos. Somos lo que vivimos y hemos vivido. 

Me gusta ser infeliz, feliz, imperfecta, incompleta, satisfecha, insatisfecha, soy una mujer no una maquina de fabricar sonrisas, ni alegrías a todas horas y en muchos momentos de mi vida he sido y soy inmensamente feliz, al igual que también he sido infeliz cuando he tenido que serlo. Reflexionemos un poco y estemos contentos cuando hay motivos, pero no siempre. No nos hagamos unos yonkis de la falsa felicidad, de la falsa sonrisa. 

La felicidad no es el fin de nuestra vida es una parte de ella.

Un amigo me dijo un día una gran frase de la filósofa rusa Lou Andreas-Salomé,"Atrévete a ser quien eres". Quizás ahí esté la esencia de todo.