Estupefacción ante el primer look de Letizia en Palma: ¿un 'amiplín' como lema de vida?

Familia Real al completo
La familia real española al completo.

La 'letizióloga' de MUNDIARIO su estupefacción ante el look elegido por la reina Letizia. A su juicio inauguró el verano con un incomprensible atuendo de nightclub para una sencilla cena informal con su familia política.

Estupefacción ante el primer look de Letizia en Palma: ¿un 'amiplín' como lema de vida?

No nos habíamos recuperado del sonrojo, hilaridad o admiración – de todo hay en la viña del señor– de la transmutación de la equipación olímpica de Letizia en modelo baby doll de Valdebernardo, que comentamos en nuestro exitoso artículo de MUNDIARIO titulado La reina Letizia despide a los olímpicos 'aletiziando' el uniforme de la selección. Y todavía no recuperados del shock,  ante la expectación que suscita la llegada de los Reyes a Palma nos encontramos con su debut con otro atuendo "aletiziado"…

Un nuevo golpe de efecto que ha vuelto a revelar que todo lo que se escribió y comentó sobre la inoportunidad y falta de tino de sus modelos ha vuelto a caer en saco roto.

Bofetada social a los Gómez Acebo

Antes de dar la campanada estética de la que nos ocuparemos en este artículo, comentaremos la sonora bofetada social que dio a su familia política apenas horas antes en el  80 cumpleaños de la tía del Rey. La casi matriarca de la familia Borbón, Doña Pilar, convocó a sus familiares y amigos más próximos. Estos cumpleaños cuando se festejan a avanzada edad adquieren especial significación. No se sabe si va a ser el último en el que el homenajeado podrá congregar en su torno a sus seres queridos más allegados y se hace un esfuerzo extra por estar… Pues bien, Letizia no apareció y no tenía ningún compromiso institucional que lo explicara. No le dio la gana, lo que contribuirá sin duda a socavar las débiles relaciones que existen entre el Rey y su familia.  Pero lo peor no fue que no fuera ella, sino que hizo que sus hijas no asistieran tampoco. Tal vez estaba tomando la difícil decisión de cual se quedaría de los modelos de baño seleccionados por su estilista: se ha filtrado que de Chanel y  en torno a los 400 Euros cada uno. 

Algunos medios cortesanos lo han achacado a la ética de Letizia, que no se querría ver mezclada en las supuestas corruptelas en las que se habrían visto inmersos los Gómez Acebo. Algo un tanto paradójico en tanto que su padre, y la abuelita “declamante” también estuvieron procesados por alzamiento de bienes - luego fueron exculpados- y  estuvieron de invitados- estrella en la comunión que Leonor hizo casi disfrazada de colegiala manga. 

Su llegada a la isla al margen de la familia ha provocado un gran problema y reproche por parte de los encargados del protocolo y seguridad del Rey -normalmente es impecable en estas cuestiones- ya que el monarca viajó en el mismo avión que la heredera, algo completamente vetado por el sentido común  y de estado en todas las monarquías por el hipotético daño a la dinastía y al país que pudiera hacerse en caso en caso de accidente.

A lo que íbamos, de nightclub

Primera comparecencia en Palma,… Una sencilla salida a una cena informal a un restaurante de Palma, los cuatro reyes, infanta Elena y sus hijos, Leonor y Sofía.

Las infantas iban con vestiditos de flores, la Reina Sofía con un blusón holgado azulón precioso y sus menorquinas identitarias,  pantalón de algodón vaporoso en blanco. Elena con camiseta marinera, pantalones de mahón,  cuñas de esparto y muy veraniega con el pelo ondulado aclarado por el sol. La cada vez más distinguida Victoria con alegre pantalón estampado, el rey con camisa blanca, tan  ad hoc que asemejaba una gayabera, el rey y Froilán en vaqueros. .. Pero vaya,  ¿quién se ha colado en la foto?… una mujer que por su aspecto debía ir a una despedida de soltera o  a una fiesta en Magaluz con sus amigas para bailar en un nightclub rodeadas de ingleses alcoholizados..

– ¿Cómo? ¿Que parece Letizia? Imposible... no puede ser.

Pues sí… Podía haberse descolgado con algún  sugerente modelito adlib que hubiera encajado perfectamente, pero hizo completamente lo contrario . ¿Arrebatadoramente sexy o una hortera de bolera? Ustedes verán. Ella seguro que se veía “divina de la muerte”, si no, no se explican la caterva de amiplines a un apropiado look para una cena informal en la isla. Amiplines no sólo a su condición de reina, sino al sentido común.

¿Qué  blanco o claro?  A mí plín. Negro zaíno.

¿Qué vaporoso? A mí plín. Ceñido y marcando pecho.

¿Telas naturales y ligeras? A mí plín. Satenes y lentejuelas-

¿Cesto o bolso étnico de bandolera? A mí plín. Cartera de mano de charol.

¿Calzado plano o cuñas de esparto? A mí plín. Taconazo grecorromano.

¿Aspecto carita lavada y gloss? A mí plín. Maquillaje de night club.

Y es que su look lo componía una incomprensible camiseta ceñida con la  sisa metida por las axilas, pantalones de satén negro dividiendo nalgas por la espalda y taconazo gigante. ¿El color? Negro zaíno, muy veraniego y balear. Y por si fuéramos pocos... la camiseta no era de algodón sino con transparencias de encaje y muchas lentejuelas marcando pecho.  El pelo suelto un tanto lamido y muy maquillada, muy artificial para la ocasión, y de colofón unas sandalias de taconazo con sugerente cordonaje grecorromano. ¿Iba overdressed, como se dice ahora? ¿Poligodressed?  ¿Quería llamar la atención  y si hubiera ido con un sencillo vestido de lino y coleta, no hubiera tenido repercusión?

Puso los codos en la mesa y la camiseta parecía dejar ver sus mínimos brazos más musculados que nunca. Tal vez por las recientes críticas europeas a sus brazos de aspecto anoréxico ha intensificado sus ejercicios para darle más volumen, un volumen casi de halterofilia liliputiense, obviamente de gimnasio, porque de cargar cestos no es ni de coger peso ayudando en los comedores de Cáritas tampoco, pese a ser una princesa del pueblo.

Muy significativas están siendo las veladas voces que apuntan que esta cena informal  podría haber sido un posado-pactado de esos que dicen los famosillos. Un posado para el que fue llamada expresamente la agencia oficial Efe y que daría testimonio  gráfico de la unión  y cercanía de los cuatro reyes como maniobra publicitaria de la institución. Hace tiempo que Juan Carlos va a su bola. A sus 78 años ha vuelto a competir en regatas  y este verano se le verá por las Rías Baixas, ya que los barcos de su clase competirán en agosto y septiembre, en San Vicente do Mar y en Baiona.

palmae
Juan Carlos y Letizia, en los extremos.

 

La cena exhibiría una naturalidad y  concordia que, aunque en absoluto se correspondería con la realidad, permitía verlos a todos integrados, menos ella. su aspecto la hacía parecer “un pulpo en un garaje”.

Las difíciles relaciones Palma-Letizia

La falta de empatía de Letizia con Palma ya es una realidad que no cuestionan ni los más cortesanos… Más importante para la familia real juancarlista que Santander para Alfonso XIII, ha sido el escenario de la felicidad familiar y donde los españoles hemos podido ver su imagen más cercana y deportiva, aparte del gran revulsivo económico que ha supuesto para la isla.

Distintas razones pueden gravitar en torno al rechazo que parece producir el archipiélago en la consorte... Palma fue el marco de su gran crisis conyugal. Si no la más importante, al menos la que más trascendió a los medios y  relatada hasta por los periodistas más cortesanos, con desplantes, amenazas y enorme tensión con el entonces monarca Juan Carlos. El desprecio también lo ha traslucido como comentamos en nuestro artículo de MUNDIARIO Letizia desaira: la heredera en minifalda y zapatillas en la misa de Pascua, ofendiendo a gran parte de la sociedad de Palma. Este año acudieron con mallitas pitillo y manoletinas desbocadas.

Y no se puede decir que su falta de adaptación se explique por el encorsetamiento de los ambientes isleños… Sus amigos actuales, compiyoguis y demás, y bastantes de los antiguos-  ella, aunque progre, según testimonios que la bautizaron como Trepizia, siempre se ocupaba  de elegirlos en esta línea-  no eran  precisamente de esos que veraneaban en paquete vacacional en hoteles de oferta o acoplándose con camas hinchables en apartamentos de sus cuñados, como sería lo propio en su extracción social.

Letizia codos
Letizia, a la derecha.

 

¿Último verano en Marivent?

Letizia podría tener suerte y que este fuera su último verano en la isla,  aunque Felipe quiera mantener Palma como su “cuartel de verano”. De momento, será el último en que la Familia Real pueda disfrutar de su hasta ahora privacidad exclusiva en Marivent, ya que el ejecutivo balear, integrado por PSOE, Podemos y Mes, ha decidido este otoño abrir al público los jardines, lo que sería en toda regla un primer paso para que pase a propiedad municipal.

Las pérdidas económicas para la isla serían ingentes, pero a los radicales eso no les importa. Sólo la Regata de la Copa del Rey deja cifras que superan la decena y media  de millones de euros con el consumo directo e indirecto de  cientos de empresas subsidiarias durante el tiempo de la competición.  Los 1.500 regatistas, que  llegan a la isla con  familiares y amistades consumen la oferta turística de alto standing , sin olvidar el escaparate publicitario ofrecido a los numerosos corresponsales internacionales desplazados al efecto.

Lo que quieren en la isla es que Felipe VI  despida a Letizia por donde ha venido y que Palma recupere su gran relación con la monarquía. Su imagen de rey recién divorciado atraería posiblemente a muchas princesas disponibles, bien educadas en lo suyo y conscientes desde niñas del gran privilegio y la gran responsabilidad del cargo. Porque en este caso, visto lo visto, Dios parece que le da ha dado pan a quien no tiene dientes. ¿Tan difícil es adaptarse a una situación tan privilegiada?  ¿Lo han logrado niñas  outsiders de barrio como Mette Marie azafatas como Silvia de Suecia, hijas de modistillas como Sonia de Noruega y de ministros como Máxima... y ella no, cuando tanto nos cacarearon  lo listísima y profesional que era?.

Y es que los tiempos no están  para estas frivolidades. Y de ahí el posado de los cuatro reyes, explicado de forma muy reveladora con la afirmación de Consuelo Font, una de las periodistas más cercanas a la casa: "Ha sido necesario recobrar a los reyes eméritos en bien de una Institución que hace aguas".

Porque los reyes eméritos pese a todo siguen muy respetados, y la Reina Sofía - pese a su gravísimo error de proteger a Cristina - sigue siendo la Reina con mayúsculas. Letizia no acaba de cuajar y no hace nada por remediarlo porque cierto es que la Ortiz cumple muy bien en muchos de los actos que preside y lee sus discursos de forma impecable. Pero sus mezclas de vedettismo, “polingonerismo”, bandazos estacionales, secuestros mediáticos de sus hijas, sospechas de cuatro exias (anorexia, ortorexia, vigorexia y midirexia), compiyoguis y un físico que cambia cada temporada, dan de ella una imagen muy poco estable, su credibilidad es nula y eclipsa aquellos actos que sí hace bien. Y lo peor  es que ya está salpicando a Felipe VI, que pese a todo pronóstico logró en su proclamación una gran acogida de los españoles.

La monarquía pasa en España sus tiempos más convulsos desde 1930 y tendría sus días contados dependiendo del resultado de unas terceras elecciones. Felipe VI  bastante tiene con lo que tiene como para verse cuestionado por su incapacidad de imponer cordura y responsabilidad a una mujer que parece ha hecho del 'amiplín' su lema de vida.

Estupefacción ante el primer look de Letizia en Palma: ¿un 'amiplín' como lema de vida?
Comentarios