El estudio que revela el por qué los villanos son tan feos

32432
Hannibal Lecter, la Bruja Mala del Oeste y Darth Vader. / YouTube.

Un nuevo trabajo de investigación demuestra las razones de por qué los malos del cine son presentados con rostros tan horrendos.

El estudio que revela el por qué los villanos son tan feos

Un equipo de dermatólogos realizaron un trabajo de investigación en el que comparan los cutis de los malos, con el rostro de los buenos. La investigación presentada en la revista médica JAMA Dermatology, cuestiona los estigmas sociales que se forman las personas gracias a lo que ven en el cine.

El estudio demuestra que la mayoría de los malos de la cinematografía tienen rostros horrendos en comparación con sus némesis. Los investigadores se encargaron de estudiar a malos muy reconocidos como Darth Vader de Star Wars, Regan McNeil de El exorcista, Tony Montana de Scarface, Scar de El rey león,  Caracráter de Grease, Hannibal Lecter de El silencio de los corderos y la Bruja Mala del Oeste del Mago de Oz.

Según el estudio, seis de cada diez de los casos presentaban marcas horribles en sus caras, como las cicatrices, arrugas, verrugas faciales, narices deformes, ojeras y otras características que los hacían más horribles. Al contrario, los héroes eran mostrados de una manera casi perfecta con cutis muy limpios y pocos defectos.

"Estas señales visuales evocan en la audiencia aprensión o miedo por lo desconocido y proporcionan un paralelismo perceptible con la corrupción interna del personaje malvado", explican los dermatólogos en el estudio. Los grandes héroes del cine no tienen ningún tipo de imperfección, salvo dos casos extremos, que son Rick Blaine e Indiana Jones, y todo porque los actores que les dan vida, Humphrey Bogart y Harrison Ford, tienen cicatrices que el maquillaje no fue capaz de ocultar.

La investigación demuestra que características como las cicatrices o las narices torcidas, son utilizadas por el mundo del cine para generar terror visual en la audiencia. A lo largo de los años, la sociedad ha ido generando un creencia popular en la que realmente creen, que los malos son como los muestran en el cine y tienden a asociar cualquier defecto en el cutis de una persona con la maldad o el terror. La conclusión del estudio es que Hollywood tiende a abusar de enfermedades de la piel en sus malos para asustar a las personas, creando un modelo falso de percepción que genera el rechazo social.

El estudio que revela el por qué los villanos son tan feos
Comentarios