Un estudio confirma que la singularidad genética de los vascos es real

Fiesta vasca. destinoseuskadi.com
Fiesta vasca. / destinoseuskadi.com

La mayor investigación realizada hasta la fecha ratifica que dicha característica no se debe a un origen extraordinario sino a otro importante hecho...

Un estudio confirma que la singularidad genética de los vascos es real

Los vascos no son marcianos, pero su singularidad genética es real. Así lo ha confirmado el mayor estudio realizado hasta la fecha con muestras de ADN de casi 2.000 individuos actuales y de épocas antiguas, encabezado por el biólogo David Comas, del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona; y que respalda la teoría: los vascos son “distintos genéticamente”… aunque no tanto. 

El análisis, publicado en la revista Current Biology, detalla que el origen de dicha característica no es extraordinario: está relacionado con un mayor aislamiento desde la Edad de Hierro (hace 2.500 años). 
En concreto, los autores del informe sugieren que una de las “barreras culturales” que facilitó el aislamiento de los vascos podía ser el lenguaje. Para llegar a esta conclusión, los expertos han analizado el ADN de 190 personas con una característica común: sus cuatro abuelos nacieron en la misma zona.

Los resultados mostraron diferentes repertorios genéticos, incluso dentro del País Vasco -en distintas regiones-, que coincidieron con la distribución de los dialectos del euskera. El equipo de Comas supone que el lenguaje dificultó el contacto entre los pueblos, pero también de forma interna, ya que entonces existían varios dialectos entre los mismos vecinos.

“Hace décadas se decía que los vascos eran la continuación de los cazadores-recolectores y luego se vio que era totalmente mentira. Luego se dijo que eran continuación de los neolíticos que vinieron después y también se ha visto que es falso”, explica el genetista vasco Íñigo Olalde. “Las diferencias que observamos se pueden magnificar o minimizar. El titular de la noticia puede ser que hay una singularidad genética de los vascos, que los vascos son distintos, pero también se puede destacar que el sustrato genético es el mismo que el del resto de la península Ibérica, que los vascos son iguales”, bromea Comas en una entrevista con El País. @mundiario

Un estudio confirma que la singularidad genética de los vascos es real