Buscar

MUNDIARIO

Estar enfermo por la mañana puede ser diferente a estar enfermo por la noche

Los investigadores discuten cómo la hora del día afecta la severidad de las aflicciones que van desde alergias hasta ataques cardíacos.

Estar enfermo por la mañana puede ser diferente a estar enfermo por la noche
Un hombre enfermo. / Syracuse.com.
Un hombre enfermo. / Syracuse.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

En una revisión publicada en la revista Trends in Immunology, los investigadores discuten cómo la hora del día afecta la gravedad de las aflicciones que van desde alergias hasta ataques cardíacos.

Investigadores en Suiza compilaron estudios, predominantemente en ratones, que analizaron la conexión entre los ritmos circadianos y las respuestas inmunitarias. Por ejemplo, los estudios demostraron que las respuestas inmunitarias adaptativas en las que se desarrollan células altamente especializadas que combaten los patógenos durante semanas, están bajo control circadiano. Esto es "sorprendente", dice el autor principal Christoph Scheiermann, un inmunólogo de la Universidad de Ginebra, "y debe tener relevancia para aplicaciones clínicas, desde trasplantes hasta vacunas".

El cuerpo reacciona a señales tales como la luz y las hormonas para anticipar los ritmos recurrentes del sueño, el metabolismo y otros procesos fisiológicos. Tanto en humanos como en ratones, el número de glóbulos blancos también oscila de manera circadiana, lo que plantea la pregunta de si podría ser posible algún día optimizar la respuesta inmune a través de la conciencia y la utilización del reloj circadiano.

En estudios separados que compararon los ritmos de tiempo de día de las células inmunitarias en condiciones normales, inflamación y enfermedad, los investigadores encontraron que:

- Se sabe que los ataques cardíacos en los humanos son más frecuentes en la mañana, y las investigaciones sugieren que los ataques cardíacos matutinos tienden a ser más graves que durante la noche. En los ratones, la cantidad de monocitos, un tipo de glóbulo blanco que combate las bacterias, virus y hongos, aumenta en la sangre durante el día. Por la noche, los monocitos se elevan en el tejido cardíaco infartado, lo que resulta en una disminución de la protección cardíaca en ese momento del día en relación con la mañana.

- La capacidad de las células inmunitarias para combatir las placas ateroscleróticas puede depender de CCR2, una proteína de quimioquina relacionada con la función inmunológica y la inflamación. CCR2 exhibe un ritmo diario en ratones, con un pico en la mañana y en función de su influencia en las células inmunitarias, se puede seguir para comprender los comportamientos de los glóbulos blancos en modelos de aterosclerosis en ratones.

- Las infecciones parasitarias son dependientes de la hora del día. Los ratones infectados con el parásito gastrointestinal Trichuris muris en la mañana han podido matar gusanos significativamente más rápido que los ratones infectados en la noche.

- Una toxina bacteriana ligada a la neumonía inicia una respuesta inflamatoria en los pulmones de los ratones. El reclutamiento de células inmunitarias durante la inflamación pulmonar muestra un patrón de oscilación circadiano. Por separado, se pueden reclutar más monocitos en la cavidad peritoneal, el bazo y el hígado por la tarde, lo que resulta en una mayor depuración bacteriana en ese momento.

- Los síntomas alérgicos siguen una ritmicidad dependiente de la hora del día, generalmente peor entre la medianoche y la madrugada. Por lo tanto, el reloj molecular puede impulsar fisiológicamente el reclutamiento de células inmunes innatas y los resultados del asma en los seres humanos, o la inflamación de las vías respiratorias en los ratones, señala la revisión.

"La investigación de los ritmos circadianos en inmunidad innata y adaptativa es una gran herramienta para comprender en general la interacción fisiológica y la sucesión de eventos dependientes del tiempo en la generación de respuestas inmunitarias", dice Scheiermann. "El desafío radica en cómo canalizar nuestra creciente comprensión mecanicista de la inmunología circadiana en terapias adaptadas al tiempo para pacientes humanos".   @mundiario