Buscar

MUNDIARIO

Una estación de esquí en Austria se convierte en el foco de un brote por coronavirus

Islandia advirtió con días de antelación sobre la posibilidad de que el lugar se convirtiera en un foco de infección, pero las instalaciones estuvieron abiertas hasta el 14 de marzo.
Una estación de esquí en Austria se convierte en el foco de un brote por coronavirus
Estación de esquí de Ischgl. / @Ischgl_ski.
Estación de esquí de Ischgl. / @Ischgl_ski.

La estación de esquí de Ischgl se ha convertido en uno de los principales focos de brote por coronavirus de Europa del Norte. La primera alarma saltó el 5 de marzo en Islandia luego de que el país anunciara la detección de varios casos de infección procedentes de Múnich y cuyos viajeros tenía un único patrón común: todos estuvieron en la estación de esquí que cada año recibe a celebrities como Kendall Jenner, Naomi Campbell o el expresidente Bill Clinton. Cada temporada, unas 500.000 personas acuden a dicha estación.

Desde que Islandia avisara del posible brote, ha exigido que toda persona que llega de visitar la estación austríaca debe someterse a una cuarentena. Asimismo, a pesar de la alerta, las autoridades no cerraron la estación hasta el 14 de marzo, tiempo en el que los bares, lugares comunes y restaurantes han permanecido abiertos previsiblemente llenos de gente.

Varios medios han anunciado que hasta cuatro continentes han reportado a contagiados que llegan desde la estación de Ischgl. Solo entre Alemania, Dinamarca, Islandia y Noruega cuentan a medio millar vínculado con dicha localidad. @mundiario