Buscar

Esperma modificado genéticamente para reducir el riesgo de Alzheimer

Científicos de la Universidad de Harvard han estado trabajando en un proyecto que promete revolucionar la forma en que ha sido atacada la enfermedad de la memoria. 

Esperma modificado genéticamente para reducir el riesgo de Alzheimer
Espermatozoides alrededor de un óvulo. / Archivo
Espermatozoides alrededor de un óvulo. / Archivo

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

La modificación genética para crear humanos resistentes a determinadas enfermedades continúa sumando seguidores y detractores por igual. Mientras la autoridades de China han pedido investigar el asombroso caso de las gemelas modificadas para ser inmunes al virus del VIH, en Estados Unidos un proyecto que promete revolucionar la forma en que ha sido atacada el Alzheimer: esperma modificado genéticamente para hacer frente al monstruo de la memoria. 

La hazaña estaría firmada por el científico Werner Neuhausser, de la Universidad de Harvard, que ha explicado que ha estado trabajando en una revolucionaria técnica de modificación que pretende usar CRISPR para editar el esperma y cambiar un gen llamado ApoE, fuertemente vinculado al riesgo de aparición de Alzheimer. 

En esa línea, la revista científica MIT Technology Review, ha detallado que el experto ha empleado una nueva versión de CRISPR desarrollado por el científico David Liu, que permite hacer cambios de una sola letra en pares de bases de ADN. 

En este punto el propio Neuhuasser ha dejado claro que -a diferencia del científico chino- no ha trabajado con embriones, lo que significa que no ha estado intentando crear un bebé modificado genéticamente. Algo que, aparentemente, tampoco pretende hacer por ahora. 

El proyecto permanece de momento en fase de prueba, aunque el investigador predice que, antes de lo que todos imaginamos, el mundo deberá rendirse ante una próxima generación de “superhumanos”. “Las personas irán a clínicas, someterán sus genomas a pruebas y tendrán el bebé más saludable que puedan tener“, destaca Neuhuasser. @mundiario