España apaga la mitad de sus centrales de carbón

Industrias que utilizan el carbón como fuente de energía. / Mundiario
Industrias que utilizan el carbón como fuente de energía. / Mundiario
Este martes se da la parada definitiva de siete de las quince plantas operativas y el año próximo les seguirán al menos otras tres más.
España apaga la mitad de sus centrales de carbón

Este martes arranca el proceso de clausura de las centrales térmicas que emplean el carbón como combustible en España.

Las plantas dejarán de estar operativas, para no incumplir la directiva medioambiental europea que obliga a este tipo de instalaciones a acometer unas obras para limpiar los gases que expulsan a la atmósfera si querían seguir operando más tiempo.


También te puede interesar

No hay medida que contenga la entrada del coronavirus en los aeropuertos


Las siete centrales, de un total del 15 en el país, juntas acumulan 4.630 megavatios, lo que supone un poco menos de la mitad de la potencia instalada de carbón en España.

Estas térmicas, aunado al daño contaminante, eran hasta hace solo un par de años responsables de aproximadamente el 15% de todos los gases efecto invernadero de España.

Incluso, en 2018, cerca del 15% de toda la electricidad consumida provenía de esas plantas. Sin embargo, este mes de mayo apenas generaron el 1,4% de la electricidad.

Además, entre el 1 y el 2 de mayo no produjeron nada, algo nunca visto desde que en 1990 arrancaron los registros de Red Eléctrica de España, según recoge El País. Las siete plantas térmicas que dejarán de operar este martes son: Meirama (en A Coruña), Narcea (Asturias) y La Robla (León) —las tres propiedad de Naturgy—; Andorra (Teruel) y Compostilla (León) —de Endesa—; Puente Nuevo (Córdoba) —de Viesgo—; y Velilla (Palencia) —de Iberdrola—. Estas centrales cuentan con unos 1.100 empleados entre personal propio y contratas.

Ahora bien, en la lista de cierre de operaciones se suman otras cuatro plantas —que suman una potencia de 3.092 megavatios y alrededor de 800 empleados— que también tienen solicitados los permisos ante el Gobierno para cerrar las instalaciones.

Se trata de las centrales de Lada (en Asturias y propiedad de Iberdrola), As Pontes (en A Coruña y propiedad de Endesa), Los Barrios (en Cádiz y propiedad de Viesgo) y Litoral (en Almería y propiedad de Endesa). La previsión era que este 2020 repuntara el gas y que el carbón pudiera volver a ser competitivo. Pero la crisis de la Covid-19 ha tirado este escenario.

El resultado es que las centrales de carbón llevan encadenando mínimos históricos de generación de electricidad en España desde marzo de 2019.

El cierre de las centrales deja sin empleo a unas 2.400 personas, al mismo tiempo hay municipios donde las térmicas son la única industria y en consecuencia algunos Ayuntamientos verán muy mermados sus ingresos fiscales.

Por su parte el Ministerio para la Transición Ecológica también ha presionado a las eléctricas para que presenten planes estables para las zonas afectadas, que en muchos casos se centran en las renovables y que, incluso, en algunos de los proyectos requieren más empleos de los que se destruirán con los cierres. @mundiario

España apaga la mitad de sus centrales de carbón