Buscar

MUNDIARIO

Escrivá propone reformar la Ley de Extranjería para flexibilizar la entrada legal de inmigrantes

El ministro de Seguridad Social ha calificado de "situaciones injustas" las vividas por los inmigrantes en procesos como la reagrupación familiar, dijo hoy en el Congreso. 
Escrivá propone reformar la Ley de Extranjería para flexibilizar la entrada legal de inmigrantes
El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, este jueves en el Congreso de los Diputados.
El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, este jueves en el Congreso de los Diputados.

La política migratoria española se mantiene intacta, pero su configuración podría cambiar a medida que el Gobierno acuerde nuevas concesiones administrativas y legales con el Congreso, lo cual podría implicar nuevas reformas que abrirían progresivamente las puertas de las fronteras terrestres españolas a la inmigración. 

Y es que el ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, ha planteado este jueves una nueva forma de abordar la inmigración en España como una medida no aislacionista y menos proteccionista que la que ha venido aplicando el gobierno de Pedro Sánchez. Más práctica y a largo plazo; esa es la premisa del ministro, quien deja entrever la intención del Ejecutivo de relajar los fuertes controles que han originado las polémicas devoluciones en caliente y los impasses diplomáticos con Marruecos, ubicado en el norte de África y fronterizo con Ceuta y Melilla.

"Necesitamos gestionar la realidad migratoria de hoy, pero tenemos que planificar mucho mejor las necesidades de los próximos años", ha anunciado hoy en la comisión de su departamento en el Congreso.

Los planes del ministro pasan por buscar un "consenso duradero" en torno a una inmigración legal, segura y ordenada y conocer mejor los perfiles de los que llegan para adaptar los flujos a las necesidades del mercado laboral. Aunque en su camino está la postura del secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, quien ha dejado clara su política de luchar contra la inmigración ilegal y no permitir la entrada de inmigrantes por las fronteras españolas colindantes con África.

Y aquí se plantea uno de los grandes retos de su gestión: cambiar la Ley de Extranjería para mejorar las vías de acceso legal al país, dado el creciente número de naufragios por cruces de balsas de territorio africano a las islas Canarias y a territorio de España continental. "Es un régimen disperso y complejo. La rigidez burocrática es enorme", dijo Escrivá. La reforma se prevé a mitad de legislatura, según los gestos políticos que ha denotado en su intervención de este jueves en el Congreso. 

El ministro quiere flexibilizar y actualizar los procedimientos para atraer mano de obra extranjera, pero también para evitar lo que ha calificado de "situaciones injustas vividas por los inmigrantes en procesos como la reagrupación familiar". "Ese debe ser un procedimiento más automático", anunció.

De esta forma, la política exterior de España también podría verse beneficiada de un cambio en la política migratoria a tenor de la visión de Escrivá de crear un esquema migratorio diseñado para captar capital humano extranjero en pro del país y en un marco de migración hacia el Estado de bienestar que busca instaurar el actual Gobierno. @mundiario