Escándalo en Nueva York por el funeral masivo de un rabino en plena pandemia

Funeral masivo judío en Nueva York. Youtube.
Funeral masivo judío en Nueva York. / Youtube.

El alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, ha acudido personalmente a dispersar la ceremonia a la que acudieron miles de personas y ha cargado contra la comunidad judía ultraortodoxa por violar las medidas de distanciamiento social.

Escándalo en Nueva York por el funeral masivo de un rabino en plena pandemia

El multitudinario funeral de un rabino jasídico en plena pandemia ha encendido la furia de Bill De Blasio. El alcalde de la ciudad de Nueva York ha informado en las redes sociales que tuvo que acudir personalmente a dispersar una ceremonia a la que acudieron miles de personas, violando las medidas de distanciamiento social, en el área de Williamsburg, en Brooklyn.

La autoridad neoyorquina ha cargado contra la comunidad judía ultraortodoxa -la más castigada, según datos oficiales, por la Covid-19 en la ciudad- por no respetar el aislamiento impuesto para frenar la propagación del virus en el estado, el epicentro de la enfermedad en Estados Unidos.

"Algo absolutamente inaceptable sucedió en Williamsburg esta noche: una gran reunión fúnebre en medio de esta pandemia; cuando escuché, fui para asegurarme de que la multitud fuera dispersada", anunciaba De Blasio a través de Twitter. Y advertía: "Lo que vi no será tolerado mientras estemos luchando contra el coronavirus”, agregaba. “Mi mensaje a la comunidad judía, y a todas las comunidades, es así de simple: el periodo de las advertencias ha pasado”.

El funeral en cuestión era celebrado en honor al rabino Chaim Mertz, quien falleció a causa de coronavirus, como otros cientos de miembros de la comunidad, entre ellos líderes como el jefe de la dinastía Novominsker: el rabino Yaakov Perlow.

 

 

De acuerdo con The New York Times, esta no es la primera vez que la Policía de Nueva York debe intervenir en eventos con amplia presencia de la población judía: los registros de las autoridades exponen que en las últimas semanas se han dispersado ceremonias multitudinarias como bodas y funerales en los barrios más importantes de la comunidad.

Por su parte, el Consejo de Asuntos Públicos Judíos Ortodoxos ha considerado la actuación de De Blasio como un ataque contra la comunidad ultraortodoxa, sobre todo si se tiene en cuenta que “esas normas se incumplen a diario en los parques de la ciudad”.

“La gente no ha cumplido el distanciamiento social en un funeral el mismo día que miles de neoyorquinos no han cumplido la distancia durante 45 minutos para ver un sobrevuelo”, reclamaba la organización en referencia al vuelo de aviones militares para homenajear a los trabajadores que luchan contra la pandemia.

Horas después, De Blasio zanjaba la polémica con una contundente respuesta: “Si vieron ira y frustración, tienen razón. Hablé por verdadera angustia. No es como si la gente se reuniera en el parque. Fueron miles de personas”, subrayaba. “Lo que vi, no lo he visto en ningún otro lugar”. @mundiario

Escándalo en Nueva York por el funeral masivo de un rabino en plena pandemia
Comentarios