¿Es posible la prevención del cáncer de mama?

Prevención del cáncer de mama
Prevención del cáncer de mama

La detección precoz representa la piedra angular para controlar esta patología, una ECNT que se presenta de forma silenciosa o asintomática.

¿Es posible la prevención del cáncer de mama?

Continuado con el artículo ¿Cuáles son los factores que aumentan la incidencia del cáncer de mama?, publicado en MUNDIARIO, en el que desarrollé algunos aspectos de esta ECNT (Enfermedad Crónica No Transmisible), cuyas características más sobresalientes son que se presenta de forma silenciosa o asintomática, con mayor frecuencia en la mujer y su prevención es posible.

Ésta se puede dividir en dos, la prevención primaria —a través de la reducción de los factores de riesgo ya mencionados en el escrito anterior— y la prevención secundaria, que consiste en la detección o diagnóstico precoz de la enfermedad mediante la realización de estudios mamarios de control y la mamografía anual; el objetivo es mejorar el pronóstico, y así aplicar terapias menos agresivas que favorezcan la supervivencia o que se obtengan mejores resultados. Es decir, que la detección precoz representa la piedra angular para controlar esta patología.

Con este fin, la Sociedad Argentina de Mastología recomienda realizar una mamografía  —en forma anual, a partir de los 40 años— en las mujeres que no tienen antecedentes en su familia; y en caso de tenerlos, se sugiere iniciar los controles 10 años antes de la edad de presentación en el familiar.

En este contexto, conocer los primeros signos y síntomas facilitan el diagnóstico y el tratamiento temprano; a saber:

> El signo más frecuente es la palpación de bultos, nódulos o durezas en la mama;

> Hay otros síntomas de menor presencia, como retracciones o hundimientos en la piel o el pezón, enrojecimiento a nivel de la piel de la mama —venas dilatadas—, descamación del pezón o contornos irregulares, el derrame de sangre por el pezón y la palpación de un bulto en la axila.


Quizá también te interesa:

La actividad física genera un vinculo adictivo que nos atrapa


 

En cuanto a la agresividad del tratamiento este implica efectos sobre lo físico y lo psicológico —imagen femenina—; aunque en la actualidad, los avances científicos crecen año a año, aumentando el porcentaje de supervivencia y utilizando tratamientos menos agresivos; no obstante, se pueden considerar:

> el tratamiento quirúrgico, que implica extirpar una parte o toda la mama (mastectomía); aun cuando en la mayoría de los casos existe la posibilidad de realizar una cirugía de reconstrucción mamaria, la cual puede llevarse a cabo en el mismo momento de la mastectomía, minimizando así las secuelas físicas y psíquicas;

> la quimioterapia: ésta tiene efectos indeseables, como, por ejemplo, la pérdida temporal del cabello o aumentar el riesgo de infecciones; puede durar de 4 a 6 meses y en caso de ser necesaria se indica luego de la cirugía.

> radioterapia —se realiza al finalizar la quimioterapia y puede durar un mes y medio— y la hormonoterapia —medicación por vía oral por un tiempo prolongado, de 5 a 10 años—.

Campaña de prevención del cáncer de mama

Mujeres con las manos unidas./ Mundiario

Orden de prioridades para un mejor diagnóstico:

1. realizar una mamografía: ésta permite la detección temprana del cáncer; la mamografía, es el único método de cribado que puede reducir la mortalidad por esta enfermedad en un 20% a 30%, en las mujeres de más de 50 años. El único inconveniente es que es una técnica que absorbe muchos recursos.

2. el autoexamen mamario: es complementario, no es un método de cribado y nunca reemplaza a la mamografía ya que, a diferencia de ésta, no permite la detección temprana de la enfermedad —sin embargo, vuelve a la mujer más responsable de su propia salud—. En consecuencia, se la recomienda para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo.

Tasas de supervivencia

Éstas varían mucho en todo el mundo, van desde el 80% o más, hasta el 40%; y esto depende de la presencia de campañas sanitarias, de programas de detección precoz o de la presencia de servicios adecuados de diagnóstico y tratamiento. Actualmente, se puede inferir que la curación se da en el 100 % de las pacientes, especialmente en los casos de diagnósticos precoces. 

Por lo expresado, es vital realizar un control anual, ya que la mejor medicina es la detección temprana. @mundiario

¿Es posible la prevención del cáncer de mama?
Comentarios