Por error envían una versión para adultos de Caperucita Roja a escuelas primarias

Pilar
Pilar Quintana. / @pili_quintana

Caperucita se come al lobo, es el título del libro erótico que fue entregado por el Gobierno de Chile en 283 escuelas de primaria en el año 2015.

Por error envían una versión para adultos de Caperucita Roja a escuelas primarias

Caperucita se come al lobo, es el título del libro erótico que fue entregado por el Gobierno de Chile en 283 escuelas de primaria en el año 2015.

 

Gobierno y padres de familia de la comunidad de Río Bueno, en el país sudamericano de Chile, se encuentran en estado de alerta, al difundirse la noticia de que material no apto para menores fue entregado por error en escuelas de educación básica durante todo el año pasado. La noticia se dio a conocer luego de que un estudiante notificara a autoridades de su centro de estudios sobre el contenido del Libro, Caperucita se come al lobo, cuya autora es la escritora colombiana Pilar Quintana. El libro es un compendio con doce cuentos con un alto contenido sexual y contrapuesta a los intereses de la historia original escrita por los hermanos Grim.

Luego del gran revuelo causado por el libro y su contenido, el alcalde de la cuidad, Luis Reyes, denunció el hecho de manera pública y solicitó enérgicamente al Ministerio de Educación, el retiro del mismo de los centros educativos. 

Por su parte, la autora del libro, Pilar Quintana, se encuentra sorprendida por el escándalo causado por el contenido del libro. La escritora considera que si bien el libro no está clasificado como literatura infantil, es un tanto exagerado sacarlo de los colegios. En una entrevista  al diario La Tercera, dijo : "Me sorprende que los escandalice el contenido sexual del libro, pero que no se diga ni una sola palabra sobre la violencia. Es como si encontraran que la violencia es normal y admisible, más no el sexo consentido entre dos adultos".

Río Bueno es una comunidad rural de Chile, y su alcalde, Luis Reyes, señaló que se trata de un tópico peligroso, ya que no se cuenta con ningún instructivo que les guíe sobre cómo abordar a los niños este tipo de contenidos.

Por error envían una versión para adultos de Caperucita Roja a escuelas primarias
Comentarios