Erradicar el uso de las grasas trans: el objetivo de la OMS para el 2023

Grasas trans. / RR SS
Las grasas saturadas ya no son las villanas de la dieta.

La Organización Mundial de la Salud presentó un plan de largo alcance que plantea la posibilidad de eliminar de forma permanente el uso de este tipo de aceites que se produce industrialmente.

Erradicar el uso de las grasas trans: el objetivo de la OMS para el 2023

Millones de muertes prematuras están asociadas al consumo indebido de productos derivados de las grasas trans, esos aceites comestibles que se producen industrialmente. Ante esto, la Organzación Mundial de la Salud ha presentado un plan de gran alcance que le plantea a los gobiernos del mundo erradicar el uso de dichas grasas.

También son conocidas como aceite vegetal parcialmente hidrogenado y según señala la OMS, han causado la muerte de medio millón de personas al año. Una gran parte de dichas muertes ocurren en países en desarrollo que cuentan con los métodos necesarios para atender los problemas que resultan de la ingesta progresiva de este tipo de alimentos que es uno de los preferidos de los consumidores.

El plan fue presentado el 14 de mayo y se trata de una serie de reglas que buscan ir eliminando poco a poco las grasas trans de los suministros alimentarios del mundo para el 2023, con lo que lograrían la salvación de unas 10 millones de vidas, según la OMS.

La campaña ha sido desarrollada en conjunto con Vital Strategies, un grupo mundial de la salud y según varios expertos, se trata de un esfuerzo que busca reducir el desarrollo y aumento de las enfermedades cardiovasculares que al día de hoy, pueden cobrarse 17 millones de vidas al año.

Países como Dinamarca, Suiza, Canadá, el Reino Unido y Estados Unidos ya han empleado distintos métodos para prohibir o restringir las grasas trans dentro de sus fronteras. Pero estos aceites siguen siendo muy populares en las economías emergentes al sur de Asia, donde hay pocas reglas para su regulación.

Las grasas trans son muy populares desde la década de los 50, cuando fueron presentadas como la solución a las grasas que hay en la manteca de cerdo o en las mantequillas. Al día de hoy se sabe que son capaces de ocasionar ataques cardíacos, derrames cerebrales, diabetes o pueden causar infertilidad en las mujeres. @mundiario

Erradicar el uso de las grasas trans: el objetivo de la OMS para el 2023
Comentarios