Era siempre impuntual, llegaba tarde a todas sus reuniones: le recriminaron

RELOJ
Un reloj.

El asistente llegaba tarde todos los días a sus reuniones...

Era siempre impuntual, llegaba tarde a todas sus reuniones: le recriminaron

El asistente llegaba tarde todos los días a sus reuniones y decía que su reloj se retrasaba.

Un día, un cliente le regaló su reloj...

Era siempre impuntual, llegaba tarde a todas sus reuniones: le recriminaron
Comentarios