En una era completamente digital, ¿tienes idea de quiénes son los hackers?

Hacker. / RR SS
Hacker. / RR SS

Los hackers le cuestan a las compañías, organismos internacionales, y otras grandes instituciones, millones de dólares cada año por daños y productividad perdida. 

En una era completamente digital, ¿tienes idea de quiénes son los hackers?

La era digital no sólo ha llegado para quedarse, sino que ya lleva por aquí muchísimo tiempo, y no hará más que avanzar. En su lógica hay una sola constante, y esa es que en alguna parte, de alguna manera, alguien o algo está siendo hackeado. 

Desde la década de los 90 a la fecha, lo más común han sido los cyberataques a instituciones bancarias, como BB&T, el Citigroup, el Sun Trust y otros. Pero estudios recientes han confirmado que los bancos ya no son los únicos objetivos de los ataques, de hecho un estudio reciente realizado por el Ponemon Institute ha reportado que una compañía promedio puede ser atacada incluso dos veces en una misma semana, y en el curso de esos ataques llegar a perder un total de 8.9 millones de dólares. 

Los analistas de seguridad en red afirman que lo primero que las compañías y los particulares deben comprender es qué tipo de amenazas se esconden en las sombras. Mientras que muchos hackers se valen de herramientas bastante básicas para sus incursiones, como "phising", o "malware", otros utilizan estrategias y programas mucho más sofisticados. ¿A qué sería útil saber un poco más de estos canallas, o no? Aquí los más comunes:

> El patrocinado por el Estado

Sus objetivos son sustraer inteligencia y secretos de estado de otros países, así como realizar actividades de sabotaje. El caso emblemático ha sido el relacionado al programa nuclear de Irán, que fue atacado por Stuxnet, un virus informático que se rumora fue configurado por la inteligencia estadounidense e israelí para sabotear la planta de enriquecimiento de Irán.

> El cybercriminal

Su objetivo concreto es enriquecerse. Para ello busca atacar a las personas comunes. Compradores en línea, negocios pequeños, y compañías medianas. Un caso sonado fue el de Coreflood, un software maligno que infectó 2.3 millones de computadoras en 2009, afectando principalmente bancos, tiendas de consumo y universidades.

> El adolescente aburrido pero talentoso

Sus objetivos son la notoriedad pública y las emociones fuertes. Estos chicos se enfocan en los sitios desprotegidos o muy sencillos. El clásico ejemplo de este tipo de ataques lo constituyen los correos electrónicos que contienen virus al abrirse. En 2001 una serie de estos ataques inundaron la red afectando a millones de personas alrededor del mundo.

> El subvencionado por corporaciones

Este hacker tiene como objetivo otras compañías, generalmente de la competencia. Busca robar documentos, conocer diseños o copiar estrategia de marketing. Un caso ejemplar fue el de una compañía australiana que inundo la Sunshine Coast, una zona urbana ubicada en el sudeste del estado de Queensland, con millones de galones de aguas negras sin tratar al momento de que un competidor tomó el control de 150 estaciones de bombeo. 

> El Hacktivista

Sus objetivos son la búsqueda de la justicia y el resarcimiento. Luchan en contra del abuso de los gobiernos y las corporaciones. Ejemplos clásicos de este tipo de justiciero virtual son Anonymous, o AntiSec. Un gran ejemplo fue cuando los sistemas de PayPal, Visa, y Master Card fueron atacados por Anonymous, en un esfuerzo por castigar a las mencionadas compañías por suspender las cuentas de WikiLeaks. 

Ahora que tienes el panorama mucho más claro, asegurate de estar alerta y modificar tus contraseñas con periodicidad, además de prestar atención a los lugares en los que tienes tu información. 

En una era completamente digital, ¿tienes idea de quiénes son los hackers?
Comentarios